Ni dólares ni euros, sino bolivianos... en miniatura

lunes 24 de enero de 2011 16:43 GYT
 

LA PAZ (Reuters) - No es dinero de verdad pero traerá suerte para ganarlo.

Con esa convicción, en Bolivia se repitió el lunes el rito de comprar papel moneda en miniatura, pero en vez de optar por los favoritos de siempre, dólares y euros, la población lo hizo masivamente por la moneda nacional, el boliviano.

Así comenzó, puntualmente al mediodía, la tradicional feria anual de miniaturas Alasita ("Cómprame", en aymara), abierta por el presidente Evo Morales con una invocación al Ekeko, dios de la abundancia, para que visite la fiesta "cargado de desarrollo".

"Uno de mis sueños es que Bolivia se convierta en una nación productora de alimentos en gran escala, que exporte al mundo una vez que garantice el abastecimiento nacional y la economía popular", dijo Morales antes de repartir a mano abierta centenares de billetes entre los asistentes a la celebración.

La preferencia por la moneda local parecía estar a tono con la política oficial de "bolivianización" de la banca, donde el boliviano ha desplazado al dólar y al euro como moneda de mayor uso en depósitos y créditos.

La feria originaria de La Paz y extendida a todo el país durará hasta un mes, pero la tradición dice que las miniaturas que sean compradas y bendecidas al mediodía del 24 de enero se volverán realidad en el transcurso del año.

Con miniaturas de dinero, viviendas, automóviles, títulos profesionales y hasta certificados de matrimonio, los paceños se aglomeraron al mediodía en busca de bendiciones en los templos católicos o en improvisados sitios callejeros en los que indígenas invocaban a la Pachamama (Madre Tierra).

(Reporte de Claudia Soruco. Editado por Silene Ramírez)