La UNESCO pide a Egipto que proteja sus tesoros

martes 1 de febrero de 2011 10:41 GYT
 

PARIS (Reuters) - La agencia de Naciones Unidas encargada del patrimonio cultural pidió el martes a Egipto que proteja su gran número de tesoros tras conocerse que unos saqueadores destrozaron dos momias la semana pasada durante las revueltas contra el Gobierno.

La petición de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) se produjo el día de la mayor manifestación para pedir la renuncia del presidente Hosni Mubarak celebrada desde que comenzó la insurrección hace una semana.

"Pido solemnemente que se tomen todas las medidas necesarias para salvaguardar los tesoros de Egipto, en El Cairo, Luxor y todos los otros sitios históricos y culturales del país", dijo la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, en un comunicado.

Los saqueadores que entraron en el Museo de Egipto en El Cairo el viernes por la noche destrozaron dos momias faraónicas, según el máximo responsable arqueológico del país, Zahi Hawass, presidente del Consejo Supremo de Antigüedades.

Las galerías y los depósitos del museo de dos plantas, construido en 1902, son la sede de la mayor colección del mundo de antigüedades faraónicas y de la mayor parte de la colección del faraón Tutankamon.

"El valor de las 120.000 piezas del Museo de Egipto en El Cairo es inestimable, no sólo en términos científicos o financieros, sino por lo que representa para la identidad cultural del pueblo egipcio", dijo la UNESCO en un comunicado.

"La prueba: cientos de ciudadanos formaron espontáneamente una cadena alrededor del museo para protegerlo", agregó.

El organismo de la ONU, con sede en París, también dijo que estaba preocupado por la censura en los medios y el limitado flujo informativo. Los servicios de internet se han cortado y hay extorsión o agresión contra los periodistas, dijo la UNESCO.

"Es crucial que tanto la prensa nacional como la extranjera puedan hacer su trabajo de informar al público desde una perspectiva objetiva", dijo la directora-general.

(Reporte de Brian Love; Traducido por Itziar Reinlein en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)