Charlie Sheen reconoce tener "trabajo" en rehabilitación

jueves 3 de febrero de 2011 12:06 GYT
 

Por Alex Dobuzinskis

LOS ANGELES, EEUU (Reuters) - El actor Charlie Sheen habló abiertamente el miércoles por primera vez de su programa de rehabilitación tras la publicación de diversas noticias sobre sus fiestas salvajes, indicando en un comunicado que tiene "un montón de trabajo por delante".

Sheen fue hospitalizado el 27 de enero tras pasar supuestamente 36 horas de fiesta con drogas y alcohol en su casa.

El actor, con fama de ser uno de los chicos malos de Hollywood, comenzó un programa de rehabilitación al día siguiente, lo que llevó a cancelar la producción de su exitosa serie de televisión "Two and A Half Men".

"Tengo mucho trabajo por delante para poder devolver el apoyo que he recibido de tanta gente", señaló Sheen en un comunicado a los medios el miércoles.

"Y a mis seguidores, vuestros buenos deseos me han conmovido mucho", declaró. "Como Errol Flynn, que tuvo que dejar la espada de vez en cuando, sólo quiero decir 'gracias'", apuntó.

Sheen, el actor mejor pago en la televisión estadounidense, dio las gracias por su apoyo a sus compañeros en "Two and A Half Men" así como al consejero delegado de la CBS, Les Moonves, y al jefe del estudio de televisión de Warner Bros, Bruce Rosenblum.

La comedia es una producción de la filial televisiva del estudio de Time Warner, y se emite en la CBS. La serie genera enormes ingresos para el estudio y la cadena.

Un portavoz de Warner Bros ha dicho que se han grabado 16 de los 24 episodios previstos de "Two and A Half Men" para la temporada de televisión que termina en mayo, y que quedaban otros ocho por grabar.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del actor Charlie Sheen a su salida de la corte del condado de Pitkin en Aspen, EEUU, ago 2 2010. Sheen habl&oacute; abiertamente el mi&eacute;rcoles por primera vez de su programa de rehabilitaci&oacute;n tras la publicaci&oacute;n de diversas noticias sobre sus fiestas salvajes, indicando en un comunicado que tiene "un mont&oacute;n de trabajo por delante". REUTERS/Rick Wilking</p>