Floricultores colombianos rezan por exitoso San Valentín

martes 8 de febrero de 2011 12:45 GYT
 

Por Nelson Bocanegra

COTA, Colombia (Reuters) - Plegarias a San Valentín se escuchan por doquier entre los floricultores colombianos, no sólo para que lluevan los enamorados sino para que demuestren su amor comprando las flores que envían al resto del mundo.

No engordan como los chocolates, no dan alergia como los peluches, no son licores como los vinos sino que transmiten un sentimiento del que viven muchos en el mundo.

Para representantes de la floricultura, esos atributos son más que suficientes para competir con los principales rivales de las flores colombianas, reconocidas entre las más bellas del mundo y exportadas principalmente a Estados Unidos y Europa.

Cientos de personas trabajan a contrarreloj en una de las fincas que tiene el reto de cumplir con el compromiso de enviar parte de los 500 millones de tallos que el segundo mayor exportador mundial de flores embarcará hacia Estados Unidos para la fiesta de los enamorados, el 14 de febrero.

En esta ocasión los floricultores de este país andino tuvieron que afrontar además de las dificultades económicas por la apreciación del peso, una inusual temporada de lluvias en la época previa a la recolección, que afectó algunos cultivos.

Hernando Callejas, director técnico de poscosecha de Flores Sagaro, sabe que estos días son claves para determinar el resultado de todo el año.

"Es una temporada muy importante para afrontar los compromisos económicos en el resto del año, entonces si se arranca bien el San Valentín seguramente la posibilidad de que sea un año bueno es mayor", dijo Callejas mientras supervisaba cargas de rosas antes de su despacho al aeropuerto de Bogotá.

El 15 por ciento del volumen anual de ventas de flores colombianas se concentra en esta festividad, que dejará ingresos de entre 150 y 200 millones de dólares, para lo que se despachan hasta 28 vuelos diarios entre las últimas dos semanas de enero y la primera de febrero.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de una floricultora durante los preparativos para el d&iacute;a de San Valent&iacute;n en Tenjo, Colombia, feb 11 2009. Plegarias a San Valent&iacute;n se escuchan por doquier entre los floricultores colombianos, no s&oacute;lo para que lluevan los enamorados sino para que demuestren su amor comprando las flores que env&iacute;an al resto del mundo. REUTERS/John Vizcaino (COLOMBIA)</p>