8 de febrero de 2011 / 17:44 / hace 6 años

Festival cine Berlín mezclará temas difíciles y entretenimiento

5 MIN. DE LECTURA

<p>Un grupo de personas realiza una fila para obtener boletos para el Festival de Cine de Berl&iacute;n, feb 7 2011. La crisis financiera, la vida en una dictadura, el accidente nuclear de Chernobyl y la inmigraci&oacute;n en Alemania forman parte de la mezcla de entretenimiento y temas arduos que promete el Festival de Cine de Berl&iacute;n en el 2011.Thomas Peter</p>

Por Mike Collett-White

LONDRES (Reuters) - La crisis financiera, la vida en una dictadura, el accidente nuclear de Chernobyl y la inmigración en Alemania forman parte de la mezcla de entretenimiento y temas arduos que promete el Festival de Cine de Berlín en el 2011.

El director del festival, Dieter Kosslick, que se esfuerza cada año por conseguir un equilibrio entre el poder de las estrellas en la alfombra roja y el aspecto innovador y las películas independientes, parece este año tender más hacia la segunda parte de la balanza, dicen los expertos.

"Berlín está atenuando el brillo de Hollywood y subiendo la cuota de cine indie (independiente...) con pocos títulos principales, pero muchas obras intrigantes de cine arte en la carrera por el Oso de Oro de este año", escribió Scott Roxborough de The Hollywood Reporter.

La película de los hermanos Coen "True Grit", protagonizada por Jeff Bridges y Matt Damon, con un costo estimado de 38 millones de dólares -una cifra relativamente modesta para los parámetros de Hollywood-, es un ejemplo de la combinación de ambas facetas.

La nueva versión de este clásico del oeste, que es la encargada de inaugurar el festival el jueves, ya se ha estrenado en Estados Unidos y está entre los principales favoritos para los premios Oscar que se entregan a finales de mes.

Pero su ausencia de la competición en Berlín debería dar el tipo de brillo que los festivales de cine importantes necesitan para tener éxito.

Al día siguiente, "Margin Call", el primer largometraje de J.C. Chandor, promete traer el drama de la vida real de la crisis financiera del 2008 a la gran pantalla, con Kevin Spacey y Demi Moore entre los grandes nombres que actúan en esta obra de suspenso sobre Wall Street.

También en los primeros del festival llegan dos películas que se centran en las experiencias, a veces aterradoras, de las personas que viven en dictaduras.

En competición, el debut como directora de Paula Markovitch con "The Prize" cuenta la historia de Ceci, de 7 años, que lleva la carga de "un gran secreto" con el fin de proteger a su familia de la represión durante la dictadura militar en Argentina.

Y fuera de la competencia oficial está "The Devil's Double", protagonizada por Dominic Cooper como el doble de Uday Hussein, el muy temido hijo del ex dictador iraquí Saddam Hussein.

3d en Primer Plano

Kosslick dijo que la edición 61 del Festival de Cine de Berlín sería más pequeña pero más atrevida que la del 2010 y que también promovería el cine arte en 3D después del éxito de taquilla de las películas en formato tridimensional en los últimos años.

El certamen anual del cine acogerá el estreno mundial de la película de baile en 3D de Win Wenders sobre la legendaria coreógrafa Pina Bausch, y el estreno europeo de "Cave of Forgotten Dreams" de Werner Herzog, sobre las pinturas prehistóricas en Francia.

Además, dentro de la sección oficial está la obra del director francés Michel Ocelot "Tales of the Night", un filme en 3D en la que también incorpora animación de siluetas introducidas por el director berlinés Lotte Reiniger hace casi un siglo.

"Estas tres películas demuestran que realmente se puede jugar con 3D en el cine arte", dijo Kosslick.

El actor británico Ralph Fiennes se lanza a la dirección con "Coriolanus", una adaptación de Shakespeare que es una de las "óperas prima" que se estrenan en Berlín.

Para cumplir con su tradición de foro de debate político, Berlín proyectará varias películas iraníes este año y rendirá homenaje al director iraní Jafar Panahi, condenado en diciembre a seis años de cárcel.

Panahi, cuya película "Offside" ganó el Oso de Plata en el 2006, había sido elegido miembro del jurado de este año pero no se espera que asista. Un tribunal iraní le prohibió hacer películas o viajar al extranjero en 20 años.

El festival culmina con la ceremonia de entrega de premios el 19 de febrero, cuando se anuncie el ganador del Oso de Oro a la mejor película.

El codiciado galardón suele ir a filmes no-hollywoodenses de bajo presupuesto. El año pasado recayó en la producción turca "Honey" y en el 2009 lo ganó la peruana "La teta asustada".

Reporte de Mike Collett-White; Traducido por Itziar Reinlein en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below