Director iraní, centro de atención en Festival de Cine Berlín

jueves 10 de febrero de 2011 16:03 GYT
 

Por Mike Collett-White

BERLIN (Reuters) - La figura del director iraní Jafar Panahi fue el centro de atención el jueves en la apertura del Festival de Cine de Berlín, en el que su silla vacía en la conferencia de prensa del jurado sirvió como recordatorio de los riesgos que a veces implica la cinematografía.

Panahi había sido invitado para ser uno de los siete miembros del jurado que decidirá el 19 de febrero los ganadores de la muestra de cine, pero en diciembre fue sentenciado a seis años de cárcel y se le prohibió filmar o viajar al extranjero por 20 años.

"Todavía esperamos que se le permita venir", dijo la presidenta del jurado, la actriz Isabella Rossellini. "No nos hemos rendido, es una presencia mayúscula, incluso si no está aquí".

Invitar a Pahani, cuya película "Offside" recibió un premio en Berlín en el 2006, "fue un intento por tomar una fuerte posición por la libertad de expresión y de los artistas", agregó. "Es importante que cada voz sea escuchada y que se hagan todo tipo de películas", agregó.

Panahi fue acusado de hacer una película sin permiso y por incitar a protestas de la oposición tras las elecciones del 2009 que dieron pie a meses de incertidumbre política en Irán. Cinco de sus obras, incluida "Offside", serán presentadas durante el evento.

La sexagésima primera edición del Festival de Berlín comienza con la candidata al Oscar "True Grit" y durante los 10 días de competencia cerca de 400 películas buscarán llamar la atención de los medios del mundo y de inversores de la industria.

"Grit", una adaptación de los hermanos Coen de la novela de Charles Portis, ya fue estrenada en Estados Unidos y no puede ser candidata a premios, pero asegura cierto glamour de Hollywood sobre la alfombra roja durante la gala de apertura.

DRAMAS DE LA VIDA REAL   Continuación...

 
<p>Los miembros del jurado del Festival de Cine de Berl&iacute;n durante el estreno de la cinta "True Grit", feb 10 2011. La figura del director iran&iacute; Jafar Panahi fue el centro de atenci&oacute;n el jueves en la apertura del Festival de Cine de Berl&iacute;n, en el que su silla vac&iacute;a en la conferencia de prensa del jurado sirvi&oacute; como recordatorio de los riesgos que a veces implica la cinematograf&iacute;a. REUTERS/Thomas Peter</p>