Célebre y mujeriego, feliz bicentenario Franz Liszt

domingo 13 de febrero de 2011 07:16 GYT
 

Por Michael Roddy

BUDAPEST (Reuters) - Fue la primera súper estrella del mundo de la música, tenía una personalidad formidable, una gran cabellera desprolija y hacía sentar alrededor de su piano a mujeres que lo adoraban, además de contar con su propio culto de "maniáticos" mucho antes que los Beatles.

Este año se celebra el aniversario 200 del nacimiento de Franz Liszt, un demonio del teclado que hacía desvanecer a mujeres, dejaba a hombres boquiabiertos y ponía celosos a sus rivales.

Pero su música es considerada a menudo como de segunda clase, y si bien sus obras y conciertos para piano son interpretadas, muchos oyentes casuales podrían conocerlo mejor por la pieza que compuso para la serie televisiva de caricaturas Tom & Jerry ("Cat Concerto").

"Pienso que es demasiado criticado, considerando que fue uno de los compositores más influyentes del siglo XIX", dijo el pianista y director Zoltan Kocsis, director musical de la Orquesta Filarmónica Nacional de Hungría y el embajador de Liszt del año para el país.

Liszt, a quien en Hungría se lo llama por su primer nombre Ferenc, nació en la aldea entonces húngara y ahora austríaca de Doborjan, el 22 de octubre de 1811.

Kocsis, quien ha interpretado la música de Liszt durante décadas y arregló algunas de sus obras para piano, es perfectamente consciente de la reputación del compositor como un gran maestro de la música del siglo XIX.

Las caricaturas contemporáneas de él, con sus piernas en jarra, sus dedos en movimiento, se asemejan hoy en día al pianista chino Lang Lang. Las caricaturas lo retratan como un "showman", no como un profundo pensador.

"Se dice que él no compuso realmente obras maestras, que no llegó a la altura de Wagner y otros compositores, pero pienso que el valor de un compositor debería determinarse en base a sus cumbres, no a sus valles", sostuvo Kocsis.   Continuación...