Policía interroga a diseñador Galliano por cargos racismo

lunes 28 de febrero de 2011 23:16 GYT
 

Por Astrid Wendlandt y Nick Vinocur

PARIS (Reuters) - El futuro de John Galliano en la casa Christian Dior parecía incierto el lunes después de que la policía interrogó al diseñador británico por acusaciones de que gritó insultos racistas contra algunas personas en un bar de la capital francesa.

Galliano, uno de los más famosos diseñadores del mundo y conocido por sus dramáticos desfiles y extravagante estilo, fue suspendido por Dior el viernes, horas después de que una pareja se quejara de que les gritó insultos racistas y antisemitas mientras bebían en el distrito de moda parisino de Marais.

Su abogado dijo que Galliano, quien reside en París, negó haber hecho comentarios racistas o antisemitas. Pero las especulaciones sobre su futuro aumentaron luego de que fuera presentada otra queja por un incidente similar en octubre.

Galliano ignoró preguntas el lunes de una multitud de reporteros mientras se dirigía a una estación de policía en el centro de París y su rostro permaneció escondido tras un gran sombrero negro. Estuvo en la comisaría por más de cinco horas.

A la salida perdió por un momento su sombrero mientras era asediado por una multitud de camarógrafos, pero también se negó a realizar comentarios.

El incidente del jueves en el bar sucedió ocho días antes de que Galliano presente la colección pret-a-porter de Dior en la Semana de la Moda de París.

Muchos en el mundo de la moda temen que Dior deba separarse de Galliano, su director creativo desde 1996.

Dior se ha negado a comentar sobre sus desfiles así como sobre la nueva queja presentada por una mujer el sábado contra Galliano.   Continuación...

 
<p>El dise&ntilde;ador brit&aacute;nico John Galliano (al centro en la imagen) a su llegada a una audiencia en una estaci&oacute;n policial de Par&iacute;s, feb 28 2011. El futuro de John Galliano en la casa Christian Dior parec&iacute;a incierto el lunes despu&eacute;s de que la polic&iacute;a interrog&oacute; al dise&ntilde;ador brit&aacute;nico por acusaciones de que grit&oacute; insultos racistas contra algunas personas en un bar de la capital francesa. REUTERS/Gonzalo Fuentes</p>