Diseñador Galliano se disculpa, pero irá a juicio por racismo

miércoles 2 de marzo de 2011 14:11 GYT
 

Por Astrid Wendlandt

LONDRES (Reuters) - El diseñador británico John Galliano se disculpó "francamente" el miércoles por un comportamiento que le costó su trabajo en la firma Christian Dior y cambió su suerte de la noche a la mañana pasando de ser una estrella de moda a una figura del ridículo.

Pero pese a su disculpa pública, la fiscalía francesa dijo que decidió someterlo a juicio por acusaciones de que realizó insultos antisemitas y racistas.

Dior dijo el miércoles que buscaba seguir con su show de "prêt-à-porter" un día después de que despidiera a Galliano por su "odioso" comportamiento en un video ampliamente difundido, en el cual se ve al ex jefe de diseño vomitando insultos antisemitas y expresando su admiración por Adolf Hitler.

Galliano, que estuvo con Dior desde 1996, indicó en un comunicado que el "antisemitismo y el racismo no tienen cabida en nuestra sociedad".

"Me disculpo francamente por mi comportamiento ofensivo", señaló Galliano en un comunicado difundido a través de un bufete británico de abogados.

La oficina del fiscal público dijo el miércoles que someterá a juicio a la estrella en descenso por proferir insultos antisemitas en un bar en París el jueves pasado y en octubre.

El diseñador irá ante la corte en el segundo trimestre del 2011, dijo la fiscalía.

El video salió a la luz luego de que las acusaciones se hicieran públicas y se difundió con rapidez en Internet. Las imágenes lo muestran a Galliano en un bar luciendo un sombrero gris y diciendo insultos antisemitas a la cámara.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo del dise&ntilde;ador John Galliano al final de un desfile primavera/verano de la marca de modas Dior en Francia. oct 1 2011. El dise&ntilde;ador brit&aacute;nico John Galliano se disculp&oacute; "francamente" el mi&eacute;rcoles por un comportamiento que le cost&oacute; su trabajo en la firma Christian Dior y cambi&oacute; su suerte de la noche a la ma&ntilde;ana pasando de ser una estrella de moda a una figura del rid&iacute;culo. REUTERS/Benoit Tessier</p>