Muere Mike Starr, ex roquero de Alice in Chains

martes 8 de marzo de 2011 22:20 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - El ex bajista de Alice in Chains Mike Starr, quien hizo públicos sus problemas con las drogas en el show de televisión "Celebrity Rehab", fue hallado muerto en una casa de Salt Lake City, dijo el martes la policía, nueve años después de que el cantante del grupo murió por una sobredosis.

Un portavoz del departamento de policía de Salt Lake City dijo que los agentes respondieron a un llamado sobre un posible cadáver en una residencia al suroeste del centro anteriormente en la tarde.

"No hay nada que indique que hubo una intervención maliciosa de otro individuo", dijo el portavoz.

El no tenía información sobre el estado del cuerpo de Starr, quien tenía 44 años, o quien hizo la llamada. La oficina del forense posiblemente realizará la autopsia el miércoles, pero los resultados de las pruebas de toxicología podrían tomar hasta dos meses.

Starr dejó la banda poco después del lanzamiento de su disco "Dirt" de 1992, que estaba lleno de canciones relativas a la droga.

Con Mike Inez como reemplazo, Alice in Chains gozó de un mayor éxito durante el apogeo del movimiento "grunge" de Seattle. Pero los problemas con las drogas del cantante Layne Staley pusieron freno a la banda en 1996. Su cuerpo descompuesto fue hallado en un departamento de Seattle en abril de 1992.

Sus compañeros de grupo han resucitado a la banda con algo de éxito en los últimos años.

Starr, en tanto, había desaparecido. El resurgió en enero del 2010 como paciente en la tercera temporada de "Celebrity Rehab", un reality de VH1 que es conducido por el médico especialista en adicciones Drew Pinsky.

Pero Starr no pudo vencer a sus demonios. El fue arrestado en Salt Lake City hace tres semanas por una orden pendiente relacionada con un cargo anterior sobre drogas, y también portaba medicamentos de venta bajo receta no autorizados.

TMZ, que dio a conocer la noticia de la muerte de Starr, citó a su padre diciendo, "Es una tragedia e impacto horrible".

(Reporte de Dean Goodman; Editado en Español por Ricardo Figueroa)