7 de abril de 2011 / 11:40 / en 6 años

Artista chino detenido Ai, "sospechoso" de delitos económicos

<p>Imagen de archivo del artista chino Ai Weiwei posando con su instalaci&oacute;n "Semillas de maravilla" en la galer&iacute;a londinense Tate Modern. oct 11 2010. El Gobierno chino dijo el jueves que el artista y activista detenido Ai Weiwei estaba siendo investigado por "supuestos delitos econ&oacute;micos", mientras su familia indic&oacute; que era la v&iacute;ctima inocente de una caza de brujas pol&iacute;tica. REUTERS/Stefan Wermuth/Archivo</p>

Por Ben Blanchard y Chris Buckley

PEKIN (Reuters) - El Gobierno chino dijo el jueves que el artista y activista detenido Ai Weiwei estaba siendo investigado por “supuestos delitos económicos”, mientras su familia indicó que era la víctima inocente de una caza de brujas política.

Es poco probable que la confirmación del Ministerio de Relaciones Exteriores de que Ai se enfrenta a una investigación policial por supuestos delitos económicos sofoque el clamor internacional creado por su detención, y el embajador estadounidense en Pekín sumó su voz a las condenas.

El corpulento Ai Weiwei participó en el diseño del estadio Nido de Pájaro en los Juegos Olímpicos de Pekín en el 2008, y ha conjugado una prominente carrera artística internacional con pintorescas campañas contra la censura del Gobierno y las restricciones políticas, a menudo utilizando internet.

“Tengo entendido que las autoridades de la seguridad pública están investigando a Ai Weiwei conforme a la ley por sospechas de delitos económicos”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Hong Lei en una rueda de prensa regular, en la que rechazó las críticas de los gobiernos occidentales.

“China es un país gobernado por la ley y actuará según la ley. Esperamos que los países afectados respeten la decisión de China”, declaró. “Esto no tiene nada que ver con los derechos humanos o la libertad de expresión”, agregó.

Los breves comentarios de Hong sobre la investigación se hicieron eco de una información anterior de la agencia de noticias oficial Xinhua.

Ni él ni Xinhua dieron detalles de las acusaciones contra Ai, a quien la policía se llevó tras no permitirle subir el domingo a un avión de Pekín a Hong Kong, provocando condenas generalizadas de los gobiernos occidentales y activistas de derechos humanos chinos. Desde entonces no se ha puesto en contacto con su familia.

“La información de los delitos económicos es absurda, porque la forma en que se lo llevaron y luego desapareció demuestra que no se trata de nada de ese tipo”, dijo la hermana mayor de Ai, Gao Ge, a Reuters por teléfono.

“Es más el comportamiento de una banda criminal que el de un país con leyes”, declaró.

El embajador estadounidense Jon Huntsman, que pronto abandonará su puesto para considerar presentarse como candidato presidencial republicano, también entró en la polémica, en otra señal de que el caso podría acabar en una disputa diplomática entre las dos mayores economías del mundo.

“Estados Unidos nunca dejará de apoyar los derechos humanos”, dijo Huntsman en un discurso en Shanghái el miércoles por la noche.

Futuros embajadores de Estados Unidos "continuarán hablando en defensa de activistas sociales, como Liu Xiaobo, Chen Guangcheng y ahora Ai Weiwei, que desafían al Gobierno chino", dijo Huntsman, según una transcripción en la página web del consulado estadounidense en Shanghái (here).

Liu es el encarcelado disidente que ganó el premio Nobel de la Paz en el 2010, y Chen es un activista del ámbito rural que lleva bajo arresto domiciliario desde que fue puesto en libertad en el 2010.

La madre de Ai, Gao Ying, rechazó los cargos de “delitos económicos”, que podrían cubrir infracciones como evasión fiscal, y dijo que estaban utilizándose para sofocar su activismo.

“Si no es puesto en libertad, este será el inicio de una larga batalla”, dijo a Reuters por teléfono. “Pero aún no nos han notificado por qué se lo llevaron o dónde está”, agregó.

Las actividades de Ai han incluido el respaldo público a Liu y una campaña online para reunir los nombres de niños enterrados en un terremoto que sacudió la provincia suroccidental de Sichuan en el 2008, muchos en colegios que según algunos estaban mal construidos por cuestiones de corrupción.

Reporte adicional de Sabrina Mao; Traducido por Blanca Rodríguez en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below