Vuelve a latir calle de librerías en Bagdad

domingo 10 de abril de 2011 09:37 GYT
 

Por Peter Graff

BAGDAD (Reuters) - "Tenemos un dicho: El Cairo escribe. Beirut imprime. Bagdad lee", comenta Abdul-Wahab Mizher al-Radi, propietario de la Casa de Libros Científicos, una de las innumerables librerías apiñadas a lo largo de la calle Mutanabi en la capital iraquí.

Leer, comprar y hablar sobre libros son los placeres que definen a un intelectual de Bagdad y durante generaciones la vida literaria ha girado en torno a esta calle, el mercado de las librerías de la capital iraquí.

Hace cuatro años, un coche bomba mató a 26 personas en el lugar, propinándole un profundo golpe a la intelectualidad de Irak. Ahora, la calle está nuevamente abierta, vigilada y aparentemente a salvo, y repleta cada viernes de estudiantes, profesores y profesionales.

La calle comienza, frente al Tigris, en una estatua de Mutanabi, un poeta del siglo X y una de las más destacadas figuras de la literatura árabe. Se extiende hasta más allá de edificios gubernamentales de la era otomana llegando hasta el corazón de la ciudad antigua de Bagdad.

"La calle Mutanabi es el punto de catarsis cultural para los iraquíes. Mutanabi es un lugar adonde vienen los intelectuales de Irak no sólo para comprar libros sino para ver el nuevo lugar, para ver la estatua de Mutanabi, para encontrarse con amigos un viernes", dijo al-Radi.

La industria del libro, que se redujo hasta quedar en la nada durante el punto álgido de la violencia sectaria de Irak en 2006-2007, está ahora mejor que nunca, dijo el librero.

"Hubo un salto en la demanda de libros, de parte de estudiantes, intelectuales y jóvenes. La juventud está buscando libros juveniles. Los intelectuales están comprando libros culturales. Profesionales y estudiantes están adquiriendo libros de referencia", añadió al-Radi.

CINTAS NEGRAS   Continuación...