Reese Witherspoon salta alto en un drama circense

martes 19 de abril de 2011 18:11 GYT
 

Por Zorianna Kit

LOS ANGELES (Reuters) - Reese Witherspoon puede saltar de espaldas sobre su último compañero de reparto, que a cambio puede o bien lanzar a la actriz por los aires o bien aplastarla.

No estamos hablando del rompecorazones de "Twilight" Robert Pattinson ni del villano de "Inglourious Basterds" Christoph Waltz, con los que aparece en el nuevo drama romántico "Water for Elephants".

Se trata más bien de Tai, un paquidermo de 42 años y 1.900 kilos que aparece en el centro de un peligroso triángulo amoroso ambientado en la Gran Depresión y protagonizado por una artista de circo, su brutal marido y un apuesto joven.

"Water for Elephants", la primera película de Witherspoon desde su decepcionante cinta de Navidad "How do you know", se estrena el viernes en Norteamérica. La historia requería que la actriz adquiriera de inmediato la capacidad de hacer acrobacias con el elefante, vestida con mallas de lentejuelas y elegantes trajes.

"Estas son habilidades que la gente desarrolla durante años y años de entrenamiento y yo tuve que condensar eso en cinco meses", dijo en una entrevista con Reuters la actriz, criada en Nashville. "Pero fue muy satisfactorio", añadió.

Witherspoon bromeó sobre que uno de sus grandes logros fue aprender cómo subirse a la trompa de Tai y saltar sobre el animal, de 2,6 metros de alto.

Tai, una veterana del cine y la publicidad, tuvo que exprimir sus propias habilidades de interpretación al aparentar estar sin domar. Evidentemente logró un nivel de familiaridad mayor con Witherspoon.

"Es como un perro que conoce tu olor", explicó la actriz. "Recuerdan tu olor y así, te huele cada mañana y es como 'Ah, conozco a esa persona'", añadió.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la actriz Reese Witherspoon durante el estreno de la cinta "Water for Elephants" en Nueva York, abr 17 2011. Witherspoon puede saltar de espaldas sobre su &uacute;ltimo compa&ntilde;ero de reparto, que a cambio puede o bien lanzar a la actriz por los aires o bien aplastarla. REUTERS/Lucas Jackson</p>