Actriz Lindsay Lohan en libertad tras intensa jornada

sábado 23 de abril de 2011 05:05 GYT
 

Por Alex Dobuzinskis

LOS ANGELES (Reuters) - La actriz Lindsay Lohan fue llevada brevemente a prisión el viernes tras un día intenso en el que una jueza rebajó la gravedad de los cargos por robo de joyas, pero la sentenció a cuatro meses en la cárcel por violar su libertad condicional.

Lohan, con aspecto confundido y angustiado, fue llevada inmediatamente del tribunal a la cárcel tras una audiencia de toda una jornada en la que fue acusada de robar un collar de oro de 2.500 dólares de una joyería en enero.

La actriz de "Mean Girls", que el verano pasado estuvo dos semanas en la cárcel, deberá presentarse a juicio el 3 de junio un juicio, pero los cargos fueron rebajados de robo a delito, lo que reduciría a un año su sentencia de prisión en caso de que sea condenada.

La jueza Stephanie Sautner, sin embargo, dijo que la evidencia presentada el viernes sugería que Lohan pretendía robar el collar.

La magistrado dictaminó que Lohan había violado la libertad condicional por manejar ebria y posesión de cocaína en el 2007, sentenciándola a 120 días en la cárcel y 480 horas de servicio comunitario, parte de ese tiempo en una morgue.

El abogado de Lohan presentó inmediatamente una apelación y cubrió la fianza de 75.000 dólares para obtener su rápida liberación a la espera de la audiencia de apelación.

La actriz fue liberada tarde el viernes después de unas cinco horas, según la página web de la Oficina del Alguacil de Los Angeles.

Lohan, de 24 años, ha negado que saliera deliberadamente de la tienda de Los Angeles con el collar. Su abogado dijo el viernes que estaba distraída y no se dio cuenta que lo tenía alrededor del cuello.   Continuación...

 
<p>La actriz Lindsay Lohan a su llegada a una corte de Los Angeles, abr 22 2011. Lohan arrib&oacute; el viernes a la corte para una audiencia crucial por una acusaci&oacute;n de robo de joyas que amenaza con destrozar sus oportunidades de revivir su carrera paralizada tras continuos per&iacute;odos en rehabilitaci&oacute;n y en prisi&oacute;n. REUTERS/Phil McCarten</p>