Arte pop: El soñado fondo Warhol deviene en pesadilla

sábado 23 de abril de 2011 08:24 GYT
 

Por Lionel Laurent

PARIS (Reuters) - A medida que se avecinaba la crisis financiera a fines del 2007, Federico Moccia gozaba de buen humor.

Este ex banquero del JPMorgan de 40 años, con una afición por las obras del artista pop Andy Warhol, había creado un fondo de cobertura de 600 millones de dólares y se estaba preparando para mudarse a Asia para atraer a inversores pudientes de la región.

Tras causar una gran impresión en la escena de arte de Singapur con su reciente exposición de Warhol, Moccia confiaba en que la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos no perjudicara su plan de impulsar el rendimiento de su fondo "Cannonball" de inversiones en arte y bienes raíces.

"Había obtenido un permiso laboral de las autoridades de Singapur. El futuro era prometedor", recuerda el italiano Moccia, hablando desde su oficina en Londres.

Moccia nunca llegó a Singapur.

Su extensa cartera - que incluye desde fondos de cobertura apalancados, impresiones de arte pop de Superman y hoteles boutique en Bali - fue suspendida en octubre de 2008 cuando la crisis financiera llegó a su momento cúlmine. La diversificación de Moccia lo dejó más expuesto.

Los mayores generadores de dividendos de Cannonball eran los fondos que invertían en otros fondos de cobertura, una estrategia que estalló cuando se congelaron los mercados de crédito. También se encontró que algunos de estos habían depositado dinero en vehículos vinculados al multimillonario fraude del empresario de Minesota Tom Petters.

"No podía honrar las redenciones. Estaba este asunto, este descomunal fraude", sostuvo Moccia.   Continuación...

 
<p>Imagen de un retrato de la actriz Elizabeth Taylor hecho por Andy Warhol, expuesto en una galer&iacute;a de Nueva York. REUTERS/Shannon Stapleton</p>