29 de abril de 2011 / 14:15 / en 6 años

El príncipe Guillermo rinde tributo a Diana en su boda

Por Michael Holden

<p>El pr&iacute;ncipe Guillermo de Gran Breta&ntilde;a rumbo a la abad&iacute;a de Westminster de Londres, abr 29 2011. El pr&iacute;ncipe Guillermo de Inglaterra se asegur&oacute; el viernes de que su madre la princesa Diana "no se perd&iacute;a" la ceremonia y celebraciones de su boda con Kate Middleton en la abad&iacute;a de Westminster. REUTERS/Warren Allott/Pool</p>

LONDRES (Reuters) - El príncipe Guillermo de Inglaterra se aseguró el viernes de que su madre la princesa Diana “no se perdía” la ceremonia y celebraciones de su boda con Kate Middleton en la abadía de Westminster.

Su novia llevaba el anillo de compromiso de Diana, durante el servicio se cantó un himno del funeral de su fallecida madre y entre los invitados al enlace estaba Elton John, que cantó “Candle in the Wind” en el funeral de la princesa celebrado en la abadía.

Hace catorce años, los ojos del mundo vieron cómo Guillermo, entonces de 15 años, caminaba solemnemente detrás del ataúd de su madre mientras éste era llevado por las abarrotadas calles de Londres a su funeral.

El viernes, Guillermo se casó con Middleton ante casi 2.000 invitados y una audiencia de millones de personas en todo el mundo. Pero la ausencia más notada fue la de Diana, que falleció en un accidente de tráfico en París en 1997.

Desde el momento en que la pareja anunció su compromiso el pasado noviembre, Guillermo se ha asegurado a conciencia de que el recuerdo de Diana no se olvidaba, dando a Middleton el anillo de compromiso de su madre, de un gran zafiro azul ovalado y diamantes.

“Es muy especial para mí”, indicó Guillermo a los periodistas en noviembre. “Es mi forma de asegurarme de que mi madre no se perdía el día y la emoción y el hecho de que vamos a pasar el resto de nuestras vidas juntos”, agregó.

Los días previos al enlace y a la ceremonia en sí ha estado plagados de recuerdos a Diana.

“La única pega (de la boda) es la parte triste”, dijo Joan Lunden, una presentadora de la televisión estadounidense que cubrió la boda de Diana en 1981 y forma parte del equipo que cubre para Fox News la boda real.

“Ese pensamiento de ‘Vaya, ojalá Diana estuviera aquí'”, agregó.

Antes de la boda, la pareja visitó supuestamente el lugar donde está enterrada Diana, una isla en la finca familiar de Althorp en el centro de Inglaterra.

“Era muy importante para Guillermo llevar a Kate a visitar a su madre justo antes del día de su boda”, dijo una fuente al periódico Daily Mirror.

“Es trágico que no vaya a estar ahí para ver la boda y que nunca vaya a conocer a su mujer”, apuntó.

HOMILIA DE LA BODA

La homilía de la boda estuvo a cargo del obispo de Londres, Richard Chartres, que conocía a Diana desde su boda en 1981 con el padre de Guillermo, el príncipe Carlos y fue albacea de su testamento.

También leyó una homilía en un funeral que conmemoró el décimo aniversario de su muerte.

Uno de los himnos elegidos por la pareja para el servicio, “Guide Me, O Thou Great Redeemer” fue el último que se cantó durante el funeral de Diana.

“Creo que es el resultado más alegre y estoy seguro de que Diana estaría muy, muy feliz por ello”, dijo Elton John sobre la próxima boda de Guillermo en una reciente entrevista en la televisión estadounidense.

Diana estaba apartada de la familia real cuando murió a los 36 años, un año después de su divorcio con Carlos.

Sin embargo, su enorme popularidad tanto dentro como fuera de Reino Unido eclipsó la de la familia real y su muerte generó una enorme corriente de simpatía por Guillermo y su hermano pequeño, Enrique, sentimientos que han supuesto que ambos retengan hasta hoy mucha de esa simpatía pública.

Otros dos invitados en la boda del viernes serán también siempre vinculados a Diana y su prematuro fallecimiento: la segunda mujer de Carlos, Camila, con quien se casó en 2005, y el hermano de Diana, Charles Spencer.

Diana acusó a Camila de la ruptura de su relación con el heredero al trono, cuando dijo en una entrevista en televisión que “éramos tres en este matrimonio”.

Spencer será recordado por el mordaz ataque que lanzó contra la Casa de Windsor en el funeral de su hermana, prometiendo a Guillermo y Enrique que no se verían asfixiados por la realeza.

“Me comprometo a que nosotros, tu familia de sangre, haremos todo lo posible para continuar el modo imaginativo y afectuoso en que estabas guiando a estos dos jóvenes excepcionales, para que sus almas no se sumerjan simplemente en el deber y la tradición, sino que puedan cantar libremente, como tú habías planeado”, declaró.

Traducido por Redacción de Madrid; Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below