29 de abril de 2011 / 17:51 / hace 6 años

El mundo se une a celebraciones por boda real británica

<p>Una mujer con una m&aacute;scara de la reina Isabel II durante una celebraci&oacute;n callejera en la plaza Red Lion de Londres, abr 29 2011. En Hong Kong muchas personas llevaban m&aacute;scaras de Kate y Guillermo, en Sidney vistieron trajes de novia y diademas de pl&aacute;stico y en Par&iacute;s muchos bebieron Pimm's y sirvieron carne asada en platos de color rojo, blanco y azul.Russell Cheyne</p>

Por Peter Griffiths

LONDRES (Reuters) - En Hong Kong muchas personas llevaban máscaras de Kate y Guillermo, en Sidney vistieron trajes de novia y diademas de plástico y en París muchos bebieron Pimm's y sirvieron carne asada en platos de color rojo, blanco y azul.

Miles de personas llenaron las calles de Londres el viernes para celebrar la boda del príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton y en todo el mundo millones más se unieron a la celebración.

Fiestas con temáticas de la boda real se realizaron desde Pekín hasta Nueva York y según estimó el Gobierno británico, hasta 2.000 millones de personas en todo el mundo tenían previsto ver el casamiento por televisión.

En Australia, una doble de la Reina Isabel saludaba a la multitud reunida alrededor de una pantalla instalada al aire libre en Sidney.

Un hotel de Melbourne ofreció el menú "invitados de la boda" con comida y bebida tradicionales de Gran Bretaña, tales como el pudín Yorkshire y gin con tónica y Pimm's, una bebida alcohólica con frutas.

Homosexuales y lesbianas de Sidney hicieron una fiesta de la boda real gay, cuyos invitados disfrutaron rebanadas de un pastel gigante y una bolsa de regalo que contenía un folleto de matrimonios homosexuales.

En Hong Kong, ex colonia de Gran Bretaña, bares y clubes nocturnos fueron cubiertos de banderas de la Union Jack, mientras que imágenes en vivo de las celebraciones fueron transmitidas en la fiesta de aficionados que celebraban con champaña.

"Es más grande que la final de la Copa del Mundo", dijo Edward Stockreisser, un británico que veía la boda real con su prometida. "Estamos en un bar irlandés en Hong Kong y todos están viendo la televisión (...) la gente realmente se preocupa por ellos", agregó.

En un centro comercial en Kowloon, otro lugar del puerto, una multitud de habitantes de la zona usaba sombreros de color rojo, blanco y azul y agitaba banderas. Algunos llevaban máscaras de Kate y Guillermo.

DESAYUNO EN NUEVA YORK

Aficionados a la boda real se levantaron temprano en Nueva York para festejar el gran día con celebraciones en la calle y observar cómo tres parejas se casaban en Times Square.

La estación de televisión por cable TLC buscó aumentar su índice de audiencia mediante la realización de las tres bodas en un escenario levantado por encima de la ocupada intersección de Manhattan.

"Es increíble que sea el mismo día, se siente un poco como ellos", dijo el novio Hector Abreu de 27 años. "No, es por nosotros", agregó, mientras abrazaba a su futura esposa Candice Chapman.

Cerca de 200 personas se reunieron en el Greenwich Village de Manhattan para mirar la boda por televisión y para comer un desayuno británico en un restorán adornado con banderas de la Union Jack.

Reporte de Peter Griffiths; Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below