11 de mayo de 2011 / 19:52 / hace 6 años

Los libros prohibidos por Gaddafi se venden bien en zona rebelde

4 MIN. DE LECTURA

Por Mohammed Abbas

BENGASI, Libia (Reuters) - La revolución que le quitó el poder a Muammar Gaddafi en el este de Libia ha significado una bonanza para las librerías, ya que los curiosos lectores se han abastecido de títulos prohibidos por el líder durante su prolongado mandato.

Los libros más populares son nuevos trabajos sin censura sobre historia y religión y las obras de opositores en el exilio, dijeron vendedores en el bastión rebelde de Bengasi.

"La gente está sedienta por conocimiento, por saber acerca de su historia", dijo Yusuf al-Muahaishi, un vendedor de libros, quien agregó que las ventas se han duplicado desde las protestas masivas que a mediados de febrero capturaron gran parte del este de Libia.

"Obras sobre la historia de Libia fueron prohibidas o censuradas. Gran parte de ellos serían sobre Gaddafi", explicó Muahaishi mientras atendía a clientes en la librería Tamour en el centro de Bengasi.

Gaddafi todavía se mantiene en el poder en la capital, Trípoli, y en gran parte del oeste del país, pese a ataques aéreos de fuerzas de la OTAN. Los rebeles han conseguido pocos progresos luego de meses de lucha.

Durante las cuatro décadas de Gaddafi en el poder, la oposición fue aplastada, el poder se concentró en sus manos y el sistema educativo se utilizó para promover su teoría universal, que busca un modelo entre el Islam y el socialismo.

Los vendedores señalan que los intentos de Gaddafi para promover sus pensamientos y filosofía -en parte a través de su propio éxito "El libro verde"- dieron como resultado una dura censura o veto a obras con otros puntos de vista.

Obras históricas acerca de Libia, antes de la caída del rey Idris en 1969 también estaban prohibidas.

"La demanda es buena, a pesar de los problemas económicos. Los más populares son los de historia y de la oposición en exilio", dijo Mohammed Jarahi de la librería Dar wa Maktab al-Fadhel.

"Antes la gente solía no venir debido a que creían que la censura significaba que había pocas obras valiosas para comprar", agregó.

Muchas obras sobre religión también eran ilegales, señalaron vendedores, como libros de islamistas de línea dura, aunque también se incluía a textos moderados.

Bajo el mandato de Gaddafi, algunas personas vendían libros ilegales a ciertos clientes, arriesgándose a una prolongada condena en prisión.

En la tienda de Muahaishi, las obras sobre religión tienen un lugar de honor en el frente del local, aunque su último cliente compró dos libros sobre ley constitucional.

Además, recogió un folleto gratuito que fue dejado por activistas que desean educar al público sobre la constitución.

"Hemos vivido 41 años de ignorancia, por lo que tenemos que educarnos nosotros y a otros. Todavía no tenemos una constitución, pero no tendremos algo impuesto sin que seamos capaces de entenderlo", dijo el ingeniero Gebril Zletni.

Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below