Documental sobre Diana recibe ataques en Cannes

viernes 13 de mayo de 2011 14:14 GYT
 

Por Mike Collett-White

CANNES, Francia (Reuters) - El director Keith Allen defendió el viernes en Cannes su documental sobre la muerte de la princesa Diana, en medio de acusaciones de que se trata de un ataque unilateral a lo que él describió como la "clase dirigente" británica.

El controvertido documental fue financiado por el empresario Mohamed al-Fayed, cuyo hijo Dodi falleció junto a Diana en 1997 en un accidente automovilístico en París.

Fayed sostiene desde hace tiempo que la pareja murió por órdenes del marido de la reina Isabel II, el príncipe Felipe, debido a que la familia real no querría que Diana se casara con un musulmán.

En una tensa conferencia de prensa en Cannes, donde Allen presentó "Unlawful Killing" fuera de la competencia oficial del Festival, el realizador describió su documental como "forense", una descripción cuestionada por algunos de los asistentes.

La cinta se enfoca parcialmente en la investigación sobre la muerte de Diana, realizada entre el 2007 y el 2008, y afirma que la prensa británica no consiguió reflejar cabalmente sus hallazgos debido a la presión indirecta de la familia real.

"Pensé que era importante que el público entendiera de un modo forense lo que estaba ocurriendo en esta investigación", dijo Allen, conocido como un actor de televisión, a la prensa en Cannes.

"No quise hacer un filme sensacionalista, no pienso que sea una obra sensacionalista. Creo que es un análisis forense de un proceso legal británico y que revela algunas cosas que (...) no calzan", agregó.

Allen fue abiertamente criticado por un periodista por no dejar en claro que su documental de 2,5 millones de libras esterlinas (4,1 millones de dólares) fue totalmente financiado por Fayed.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del actor y director Keith Allen a su llegada al estreno de la cinta "Hot Fuzz" en Londres, feb 13 2007. Allen defendi&oacute; el viernes en Cannes su documental sobre la muerte de la princesa Diana, en medio de acusaciones de que se trata de un ataque unilateral a lo que &eacute;l describi&oacute; como la "clase dirigente" brit&aacute;nica. REUTERS/Dylan Martinez</p>