Irak busca revivir amor al cine tras Saddam y conflicto

domingo 15 de mayo de 2011 10:37 GYT
 

Por Khalid al-Ansary

BAGDAD (Reuters) - El empresario Zaid Fadhel ha gastado 800.000 dólares para concretar su sueño de revivir los cines de Irak, tras de décadas de la dictadura que mantuvo las salas cerradas y del temor a los bombardeos que hizo que la gente se quedara en sus casas.

La apertura del cine de Fadhel días atrás en un club social de Bagdad marcó el comienzo de un ambicioso plan de construir 30 salas en la capital en cuatro años, dándoles a los iraquíes la posibilidad de volver a ver las nuevas películas que el resto del mundo disfruta.

El acceso a filmes como "Drive Angry", "The Mechanic" o "Source Code", reconectará a los iraquíes con una cultura cinematográfica global de la que fueron separados durante los 24 años de dictadura de Saddam Hussein y el sangriento caos que siguió a la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003 que lo derrocó.

"Abrir un cine es decidirse a vivir. Es tan importante como el pan", dijo el actor y director Azeez Khayyoun en la apertura del "Iraqui Cinema" en el Club de Caza de Bagdad.

Irak llegó a tener 82 cines, 64 de ellos ubicados en la capital, hogar de 7 de los 30 millones de habitantes del país.

Los cines fueron clausurados uno a uno durante la era de Saddam, cuando el Gobierno controlaba la selección e importación de películas, hasta que solo quedaran cinco al momento de la invasión.

La insurgencia que mató a decenas de miles de personas hizo que los iraquíes tuvieran miedo de estar en lugares públicos y entre multitudes. Ellos elegían la relativa seguridad de sus casas donde muchos tenían acceso a cientos de canales satelitales.

Pero si bien los militantes aún llevan adelante decenas de atentados con bombas y otros ataques al mes, la violencia en general ha disminuido en los últimos años y la gente está volviendo a hacer uso de los espacios públicos.   Continuación...