17 de mayo de 2011 / 17:07 / hace 6 años

Cálido recibimiento en Cannes para "The Beaver" con Mel Gibson

<p>Foto de archivo del actor y director Mel Gibson durante una audiencie frente a una corte de Los Angeles, mar 11 2011. "The Beaver", una ir&oacute;nica cinta de Jodie Foster sobre la depresi&oacute;n y la terapia, fue recibida el martes con calidez en el festival de Cannes, sugiriendo una posible segunda oportunidad para la pel&iacute;cula tras su fracaso con el p&uacute;blico estadounidense.Mark Boster/Pool</p>

Por Nick Vinocur

CANNES, Francia (Reuters) - "The Beaver", una irónica cinta de Jodie Foster sobre la depresión y la terapia, fue recibida el martes con calidez en el festival de Cannes, sugiriendo una posible segunda oportunidad para la película tras su fracaso con el público estadounidense.

La película, protagonizada por Mel Gibson en su primer papel importante tras una serie de escándalos que mancharon su reputación en Hollywood, tropezó en su fin de semana de estreno en Estados Unidos con una recaudación de poco más de 100.000 dólares en entradas.

Pero los críticos en Cannes, donde las películas introspectivas o psicológicas suelen funcionar mejor que en ningún otro sitio, se rió a carcajadas y aplaudió al final, con un espectador incluso aullando de alegría.

"The Beaver", que no compite por la Palma de Oro a la mejor película, oscila entre la comedia y el drama mientras sigue al personaje de Gibson, un ejecutivo golpeado por la depresión, a través de una terapia radical para recuperar su salud mental.

Usando un castor con acento de obrero londinense como marioneta de ventrílocuo, el personaje de Gibson enfrenta un cambio radical en términos de salud mental mientras remodela su empresa de juguetes, recupera los lazos con su esposa y comienza su vida de nuevo.

Foster defendió a Gibson como actor y profesional, restando importancia a sus problemas personales después de que aparecieran grabaciones del cineasta en una divagación antisemita y gritando a su ex mujer.

"Es un actor sobresaliente: puede hacer el lado cómico y el lado oscuro", dijo Foster, de 48 años y que ha dirigido cuatro películas. "Sobre todo, entiende que los personajes luchan (...) Es alguien que quiere cambiar, que no quiere ser él mismo. Eso es parte de Mel", añadió.

Al preguntarle cómo había sido dirigir a Gibson, que atravesó problemas en su vida privada durante el rodaje, Foster le describió como "el actor menos neurótico" con el que ha trabajado y alguien dispuesto a descubrirse a sí mismo en la pantalla.

En la película, el personaje de Gibson empieza en las profundidades de una depresión clínica, bebiendo hasta aturdirse antes de intentar ahorcarse de la barra de cortina de la ducha y caer en la bañera enredado en la cortina.

Con ese tema sombrío y un irónico sentido del humor, la película no logró encontrar un público en Estados Unidos, pero su productor Keith Redmon dice que aún tiene esperanzas de éxito en DVD y mediante otros canales de venta.

"No se trata sólo de la taquilla. Hay muchas formas de recuperar una película," dijo. "Sabemos que será una cuestión de tiempo y no sólo del primer fin de semana".

Por su parte, Foster eludió por completo la pregunta sobre el dinero.

"He aprendido () que si pones toda tu autoestima en la taquilla serás una persona muy miserable", comentó.

Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid; Editado en español por Esteban Israel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below