18 de mayo de 2011 / 17:03 / hace 6 años

Von Trier se disculpa en Cannes por bromas nazis

<p>El director dan&eacute;s Lars Von Trier durante una conferencia de prensa sobre su filme "Melancholia" en el Festival de Cine de Cannes en Francia, mayo 18 2011. El director dan&eacute;s Lars Von Trier brome&oacute; el mi&eacute;rcoles que era un nazi durante una rueda de prensa en el Festival de Cannes, consternando a los periodistas y ofendiendo a grupos jud&iacute;os REUTERS/Yves Herman</p>

Por Mike Collett-White

CANNES, Francia (Reuters) - El director danés Lars Von Trier se disculpó el miércoles por bromear sobre Hitler y los nazis en una rueda de prensa en el Festival de cine de Cannes con declaraciones que sorprendieron a los organizadores y ofendieron a grupos judíos.

Von Trier compite en Cannes con su cinta “Melancholia”, una gran declaración cinematográfica sobre la vida, la muerte y el universo que gustó a periodistas y críticos que asistieron a una proyección en el gigantesco Gran Teatro Lumiere.

Pero sus comentarios provocadores, al parecer una broma, amenazaron con eclipsar el éxito de su película y podrían hacen peligrar sus posibilidades de hacerse con la Palma de Oro.

“Políticamente no pueden premiarlo con la Palma de Oro”, dijo Jason Solomons, presidente del Círculo de Críticos Cinematográficos de Londres, en Cannes para cubrir el festival.

“La gente podría pensar que se debería premiar el arte y no al artista, pero en estos días no creo que eso sea verdad o esté bien”, dijo a Reuters tras escuchar las declaraciones de Von Trier.

Los organizadores del festival exigieron una disculpa del cineasta de 55 años, y Von Trier emitió el siguiente comunicado: “Si he herido a alguien con mis palabras de esta mañana en la rueda de prensa, le pido disculpas sinceramente”.

“No soy antisemita, ni tengo prejuicios raciales de ningún tipo, ni soy nazi”, agregó.

Sus comentarios coparon el miércoles la cobertura mediática de Cannes.

La publicación Hollywood Reporter dijo que al realizador danés le había “salido un Mel Gibson”, en referencia a los comentarios antisemitas del actor en el 2006 que dañaron su reputación.

La Asociación Americana de Supervivientes del Holocausto y sus Descendientes dijo en un comunicado: “Los supervivientes del Holocausto condenan las repulsivas declaraciones de Von Trier como una explotación insensible del sufrimiento de las víctimas para la autopromoción y la publicidad”.

“No podemos hacer una crítica de su película, pero, como persona, Von Trier es un fracaso moral”, añadieron.

“COMPRENDO A HITLER”

En la rueda de prensa de “Melancholia”, un periodista pidió al ganador de la Palma de Oro del 2000 en Cannes que explicara comentarios que realizó en una entrevista sobre su interés en la estética nazi.

“Pensé que era judío durante mucho tiempo y estaba muy contento siendo judío”, dijo Von Trier, que según diversas biografías creyó que su padre era judío hasta que su madre le reveló en su lecho de muerte que en realidad era alemán.

“Después vino (la directora judía danesa) Susanne Bier y de pronto ya no estaba tan contento siendo judío. Disculpen, era un chiste”, añadió.

Sin embargo, el cineasta continuó con su tono de broma.

“Pero resultó que no era judío, pero aunque lo hubiera sido habría sido un judío de segunda clase porque existe esta especie de jerarquía en la población judía”, comentó.

“Pero de todos modos, realmente quería ser judío y después descubrí que en realidad era un nazi, ya saben, porque mi familia era alemana, lo que también me agradaba”, dijo.

Dunst estaba visiblemente incómoda mientras el cineasta continuó con su monólogo, inicialmente recibido con risas entre los periodistas que luego se quedaron boquiabiertos.

“¿Qué puedo decir? Comprendo a Hitler. Creo que hizo algunas cosas mal, sí absolutamente, pero puedo verle sentado en su bunker al final. Creo que entiendo al hombre. No es lo que llamarías un buen tío, pero le entiendo bastante y simpatizo un poco con él. Pero vamos, no estoy a favor de la Segunda Guerra Mundial, y no estoy en contra de los judíos”, comentó el director.

“Estoy, por supuesto, muy a favor de los judíos. Bueno, no demasiado porque Israel es un coñazo. Y ahora, ¿cómo puedo salir de la frase?”, agregó.

Expresó su admiración por el arquitecto nazi Albert Speer antes de terminar otra divagación con: “Vale, soy nazi”.

Un periodista le preguntó si podría imaginar hacer una película más grande aún que “Melancholia”.

“Sí, nosotros los nazis... tendemos a intentar hacer las cosas a mayor escala. Sí, quizá podrías persuadirme”, dijo. Incluso llegó a cuchichear “la solución final con periodistas”.

Se pudo escuchar a Dunst, que al final de la rueda no sonreía, decir: “Oh Lars, eso fue fuerte”.

Traducido por Emma Pinedo y Jaime Ortiz en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below