Gosling debuta en Cannes con sangre y gasolina

viernes 20 de mayo de 2011 15:30 GYT
 

Por Nick Vinocur

CANNES, Francia (Reuters) - Ryan Gosling se mancha de sangre y gasolina en la película negra danesa "Drive", que encantó a los críticos de Cannes, exultantes por la extraña mezcla del resplandor de Hollywood y el inexpresivo humor nórdico.

El canadiense, conocido por sus interpretaciones en "The Notebook" o "Lars and the Real Girl", interpreta a un resuelto piloto acrobático de coches que se enamora de una vecina y se ve implicado en un festival de asesinatos sangrientos para protegerla de unos mafiosos que la atosigan.

Aunque pasa casi toda la película en silencio, Gosling nunca varía la devoción a su amada -interpretada por la británica Carey Mulligan- o pierde la sangre fría cuando va a toda velocidad por las autopistas de Los Angeles al ritmo de canciones tecno-pop de la década de 1980.

Muy estilizada y salpimentada con un carácter profano, "Drive" encadena escenas de gore cómico, que llevó al público a reír y aplaudir cuando el personaje de Gosling patea hasta aplastar la cabeza de un villano en un ascensor segundos después de un beso apasionado con Mulligan en el mismo espacio cerrado.

El resultado es una rara pócima, con escalofriantes reminiscencias de "Mulholland Drive" de David Lynch, momentos que recuerdan a "Pulp Fiction" de Quentin Tarantino, y escenas de amor angustioso que no estarían fuera de lugar en un drama escandinavo.

"La película es sobre un hombre que conduce por Los Angeles por la noche escuchando música pop", dijo Gosling en rueda de prensa. "También se nos ocurrió la idea de que el conductor no debería hablar", añadió.

El director danés Nicolas Winding Refn, de 40 años, conocido por las películas de género como la trilogía criminal "Pusher", dijo que la inspiración procedía de la literatura -un libro de 2005 del mismo nombre de James Sallis- la música y el panorama de Los Angeles por la noche.

NO APRECIA A SU COMPATRIOTA VON TRIER   Continuación...

 
<p>El actor Ryan Gosling durante una conferencia de prensa para promover el filme "Drive" en el Festival de Cine de Cannes, Francia, mayo 20 2011. Gosling se mancha de sangre y gasolina en la pel&iacute;cula negra danesa "Drive", que encant&oacute; a los cr&iacute;ticos de Cannes, exultantes por la extra&ntilde;a mezcla del resplandor de Hollywood y el inexpresivo humor n&oacute;rdico. REUTERS/Yves Herman</p>