Carla Bruni exhibe vientre abultado en cumbre del G8 en Francia

jueves 26 de mayo de 2011 17:26 GYT
 

DEAUVILLE, Francia (Reuters) - Carla Bruni, esposa del presidente francés Nicolas Sarkozy, mostró el jueves un abultado vientre que dejó poco espacio a los rumores que señalan que está embarazada.

Posando junto a las esposas de otros líderes durante la cumbre del grupo del G-8 en la localidad turística francesa de Deauville, Bruni lució un vestido blanco suelto que por momentos se ajustaba sobre su abultado vientre.

La ex modelo no ha confirmado los rumores de su embarazo, pero tampoco se ha esforzado en disiparlos; ha evitado las preguntas directas sonriendo y ha tratado de esconder su vientre, evidentemente de mayor tamaño, bajo ropa holgada.

El miércoles, miembros de una organización benéfica británica entregaron una cesta de maternidad a Bruni, de 43 años, con un kit para recién nacidos y artículos de higiene, como una forma de promocionar el tema de la mortalidad infantil en las naciones emergentes.

Sarkozy ha rechazado comentar informaciones que señalan que la pareja está esperando su primer hijo en común, pero la semana pasada el diario alemán Bild citó al padre del mandatario diciendo que los rumores eran ciertos.

Un embarazo podría ser una ventaja para las relaciones públicas de Sarkozy, que enfrenta uno de los peores índices de popularidad registrados en Francia en décadas y una dura batalla para su reelección el próximo año.

Bruni tiene un hijo de una relación anterior y a menudo ha señalado que le gustaría tener un bebé con Sarkozy.

De ser cierto el rumor, se trataría del cuarto hijo del mandatario francés, quien tiene tres hijos de otros dos matrimonios.

(Reporte de Andrew Winning)

 
<p>El presidente franc&eacute;s, Nicolas Sarkozy, junto a su esposa, Carla Bruni, durante la cumbre del G8 en la localidad de Deauville, mayo 26 2011. Carla Bruni, esposa del presidente franc&eacute;s Nicolas Sarkozy, mostr&oacute; el jueves un abultado vientre que dej&oacute; poco espacio a los rumores que se&ntilde;alan que est&aacute; embarazada. REUTERS/Kevin Lamarque</p>