TV y refrescos: pequeños hábitos que alimentan la obesidad

jueves 23 de junio de 2011 12:22 GYT
 

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) - Apenas algunos malos hábitos, como mirar televisión, comer papas fritas, tomar un refresco azucarado en el almuerzo o quedarse despierto hasta tarde pueden colaborar con un aumento de peso sostenido con los años, informaron investigadores de Estados Unidos.

Mientras que la mayoría de los estudios sobre dietas se centran en los cambios necesarios para ayudar a las personas obesas a perder peso, la investigación de un equipo de Harvard mostró que pequeñas modificaciones en la alimentación y el estilo de vida pueden tener un gran impacto en la salud.

El estudio se concentró en opciones de estilo de vida -alimentos, actividad física, hábitos de sueño- que lenta y paulatinamente influyen en el peso.

Los investigadores destacaron que la calidad de las opciones alimenticias y no sólo las calorías, son claves para mantener un peso saludable.

"Estas pequeñas opciones suman", dijo el doctor Dariush Mozaffarian, de la Escuela de Salud Pública de Harvard y del Brigham and Women's Hospital, cuyo estudio fue publicado en New England Journal of Medicine.

"Dado que el aumento de peso es tan gradual y ocurre durante muchos años, ha sido difícil para los científicos y las personas en sí comprender los factores específicos que serían responsables", añadió Mozaffarian, que dirigió el estudio.

Para llegar a este resultado, el equipo analizó datos de 120.877 hombres y mujeres estadounidenses que participaron de tres estudios amplios de profesionales médicos, los cuales rastrearon los cambios en los factores de estilo de vida y peso cada cuatro años, por un período de dos décadas.

Todos los participantes tenían peso normal y eran saludables al momento de iniciarse la investigación. Con el tiempo, aumentaron un promedio de 1,59 kilogramos (kg) durante cada período de cuatro años, con un incremento total promedio de 7,6 kg al final de los 20 años de estudio.   Continuación...