Familiares y talibanes espantan actrices de cine afgano

sábado 25 de junio de 2011 09:31 GYT
 

Por Amie Ferris-Rotman y Sayed Hassib

KABUL (Reuters) - Una joven novia solloza en silencio mientras observa a su esposo dándose un atracón de pollo para luego pasarse las manos grasientas por el cabello y gritarle que le sirva más, en otro capítulo de la vida violenta que lleva la pareja.

La directora de cine Saba Sahar observa ansiosamente la escena junto al camarógrafo, agachada en vaqueros azules y un velo rosa fuerte sobre su cabeza.

"¡Corte!", grita.

La primera mujer afgana en su profesión, Sahar, de 36 años, se ha convertido en un nombre conocido después de actuar y dirigir durante más de la mitad de su vida. Es adorada por las mujeres afganas.

Al igual que otros directores afganos, Sahar dice que encontrar actrices es su principal desafío en el país musulmán y ultraconservador, donde muchos ven la actuación como una actividad anti-islámica e inapropiada para mujeres.

"Algunos afganos piensan que el cine es un lugar negativo para mujeres. Trabajar en cine me ha causado muchos problemas y dificultades", dijo Deba Barekzai, de 19 años, que encarna a la joven novia en la serie televisiva en 15 episodios de Sahar.

La joven habló con Reuters durante un receso en el rodaje en una casa de barro y paja en las afueras de Kabul, con sus ojos todavía llorosos por una cebolla morada usada para inducirla a llorar en su última escena.

Considerado demasiado peligroso por su familia para que estudiara en Afganistán - debido a la reprobación de sus parientes y a los talibanes - Barekzai fue a la vecina Irán para estudiar actuación.   Continuación...