Actor Radcliffe confiesa que era "muy dependiente" del alcohol

lunes 4 de julio de 2011 13:38 GYT
 

LONDRES (Reuters) - La estrella de Harry Potter Daniel Radcliffe ha revelado que llegó a estar tan preocupado por su afición al alcohol que prometió dejarlo y ahora es totalmente abstemio.

El actor de 21 años confesó a la revista GQ que su vida descarriló durante un tiempo cuando tenía 18 años y rodaba "Harry Potter and The Half-Blood Prince".

"Me volví muy dependiente (del alcohol) para disfrutar de las cosas", dijo en una entrevista que se publicará en la edición de agosto de GQ. "Hubo ahí unos años en los que me entusiasmaba la idea de vivir el estilo de vida de algún personaje famoso que realmente no iba conmigo", agregó.

Radcliffe dice que afortunadamente los paparazzi nunca captaron sus peores momentos.

"En verdad tuve mucha suerte, porque hubo muchos momentos en los que se podría haber tomado una foto así", añadió.

Radcliffe, que asegura que no ha probado una gota de alcohol desde agosto del año pasado, admitió que le encantaría ser alguien que va a una fiesta y se toma un par de copas, pero que eso no funciona para él.

"No tuve éxito. Mejor me quedo en casa y leo, o hablo con alguien que me haga reír", añadió. "No hay por qué avergonzarse de disfrutar de una vida tranquila", añadió.

Radcliffe tenía nueve años cuando comenzó a interpretar a la estrella de los libros de JK Rowling y, según la prensa británica, ha amasado una fortuna que ronda los 45 millones de libras (72 millones de dólares).

La última película del personaje, "Harry Potter and The Deathly Hallows: parte II", llegará a los cines el 15 de julio.

(1 dólar=0,626 libras)

(Reporte de Sophie Kenneally; Traducido por Jaime Ortiz en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)

 
<p>La estrella de Harry Potter Daniel Radcliffe durante la entrega de los premios Tony en Nueva York, jun 12 2011. Radcliffe ha revelado que lleg&oacute; a estar tan preocupado por su afici&oacute;n al alcohol que prometi&oacute; dejarlo y ahora es totalmente abstemio. REUTERS/Gary Hershorn</p>