19 de julio de 2011 / 11:14 / en 6 años

RESUMEN1-Atacan a Murdoch en audiencia ante Parlamento británico

<p>Un manifestante (izquierda en la imagen) durante un ataque contra el jefe de News Corp, Rupert Murdoch, durante su audiencia ante un comit&eacute; parlamentario en Londres, jul 19 2011. Un manifestante atac&oacute; el martes al jefe de News Corp, Rupert Murdoch, durante una audiencia ante una comisi&oacute;n en el Parlamento brit&aacute;nico por el esc&aacute;ndalo de escuchas telef&oacute;nicas que afecta a su compa&ntilde;&iacute;a, a la que asisti&oacute; junto a hijo. REUTERS/Parbul TV via Reuters Tv Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campa&ntilde;as publicitarias. Esta imagen fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.</p>

Por Mohammed Abbas y Kate Holton

LONDRES (Reuters) - Al regresar a una audiencia en el Parlamento británico luego de ser agredido, el magnate Rupert Murdoch pidió disculpas por el escándalo de escuchas telefónicas que afecta a su compañía, pero dijo que no renunciaría ya que fue defraudado por otras personas.

Murdoch, quien por momentos dio señales de sus 80 años al hacer largas pausas antes de responder acompañado de su hijo James, de 38, dijo que había quedado avergonzado por las acusaciones y obtuvo algo de compasión por su aparente remordimiento.

En una anticipada audiencia, el momento más dramático ocurrió luego de dos horas y media de iniciada la sesión, cuando un hombre se levantó en el área pública de la sala del comité e intentó arrojarle un plato con espuma blanca.

Millones de personas vieron la escena por televisión: James se puso de pie, la policía empezó a movilizarse y la esposa de Rupert Murdoch, Wendi Deng, de 42 años, le dio una cachetada al atacante, que fue sacado de la sala. La sesión fue suspendida.

Diez minutos después, la audiencia fue reanudada con una disculpa del presidente de la comisión y un comentario de un legislador, que dijo que los Murdoch habían demostrado unas “agallas inmensas” al seguir con el interrogatorio.

Al inicio de los procedimientos, el mayor de los Murdoch rechazó ser personalmente responsable del escándalo de escuchas telefónicas y corrupción pero, junto a su hijo, dijo que la compañía lamentaba profundamente lo ocurrido y quería resolver el tema lo antes posible.

Sentado al lado de James, presidente del brazo británico de la empresa News International, el magnate australiano dijo: “Me gustaría decir una sola oración: Este es el día más humillante de mi vida”.

Luego agregó que quedó “impactado, consternado, avergonzado” cuando leyó hace dos semanas las noticias sobre un caso que ha sacudido la confianza de los británicos no sólo en los medios, sino también en la policía y los políticos, incluyendo el primer ministro David Cameron.

NIEGA RESPONSABILIDAD DIRECTA

El News of the World, el dominical de mayor tirada de Gran Bretaña, fue cerrado hace 10 días como resultado del escándalo de las escuchas. Murdoch, presidente ejecutivo de la compañía News Corp, también abandonó un acuerdo para adquirir la cadena satelital BSkyB.

Pero cuando le preguntaron si él se consideraba personalmente responsable “por este fiasco”, Murdoch respondió simplemente: “No”.

En cambio, sostuvo que los responsables eran “las personas en las que confié para manejarlo, y luego quizás las personas en las que ellos confiaron”. Su hijo dijo que no creían que los dos máximos ejecutivos que han renunciado, Rebekah Brooks y Les Hinton, estuvieran al tanto de las conductas indebidas.

Más adelante, insistió que había sido engañado cuando previamente negó que las escuchas en su diario News of the World iban más allá del caso de un periodista que fue encarcelado por el delito en el 2007.

Golpeando la mesa en un gesto de frustración, afirmó que el tabloide era sólo una pequeña parte de su negocio, sugiriendo que no podía supervisarlo personalmente.

Cuando le mencionaron el nombre de uno de los 10 periodistas arrestados este año por la policía en relación al caso, dijo: “Nunca escuché de él”.

Y agregó: “Esto no es una excusa. Quizás es una explicación de mi falta de rigor. El News of the World es menos del 1 por ciento de nuestra compañía. Yo empleo a 53.000 personas en todo el mundo”.

PROFUSAS DISCULPAS

Al dar inicio a los esperados procedimientos en la sala de la comisión en Westminster, James Murdoch también se disculpó por las acciones incorrectas tomadas en el ahora extinto periódico.

“Primero me gustaría decir cuán apenado estoy y cuánto lo lamentamos particularmente por las víctimas de las interferencias de los buzones de correo y sus familias”, dijo.

“Es un tema de gran arrepentimiento, mío, de mi padre y de todos en News Corporation”, agregó.

Murdoch padre dijo que no tenía evidencia que sugiriera que sus periodistas habían intentado espiar a las familias de las víctimas de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos. El FBI está investigando esa acusación.

Rebekah Brooks, ex editora de News of the World en el momento en que ocurrieron parte de las supuestas escuchas y confidente de Murdoch, dijo más tarde a la misma audiencia que quería disculparse por el escándalo, pero negó conocer a los investigadores privados que están en el centro de las acusaciones.

Con modos amables, Brooks también rechazó las sugerencias de que alguna vez había hecho u ordenado pagos a la policía. El viernes renunció y el domingo fue arrestada por la policía.

El escándalo ha avergonzado no sólo al imperio de Murdoch, sino también a la policía y al propio Cameron.

Tras la dimisión el lunes de un segundo mando policial por el escándalo, el primer ministro británico acortó un viaje comercial por Africa y regresará a su país el martes para acudir al día siguiente a un debate de urgencia en el Parlamento, que ha retrasado su receso veraniego.

Cameron ha sido cuestionado por su decisión de contratar al ex editor de News of the World Andy Coulson como su asesor de comunicaciones.

El jefe de la policía de Londres Paul Stephenson y el jefe de antiterrorismo John Yates renunciaron por sus vínculos con el ex editor adjunto de Coulson, a quien nombraron como asesor de la fuerza.

El caso de espionaje telefónico estalló hace dos semanas, cuando un abogado de la familia de una adolescente asesinada denunció que el News of the World había interceptado el teléfono de la joven cuando ésta se hallaba desaparecida,

planteando falsas esperanzas de que pudiera estar viva.

Reportes de Michael Perry, Jodie Ginsberg, Michael Holden, Stephen Mangan, Clare Kane, Kate Holton, Mike Collett-White, Paul Sandle, Paul Hoskins, Neil Maidment, Rosalba O'Brien, Christina Fincher, Peter Griffiths, Joanne Frearson y Georgina Prodhan; escrito por Alastair Macdonald; Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below