Amy Winehouse encabeza lista británica de discos más vendidos

domingo 31 de julio de 2011 16:20 GYT
 

Por Olesya Dmitracova

LONDRES (Reuters) - El disco "Back to Black" de Amy Winehouse volvió al primer lugar de los álbumes británicos más vendidos el domingo, una semana después de que la problemática cantante murió a los 27 años.

Winehouse, famosa por cantar soul y por su peinado retro en forma de colmena, batalló con el alcohol y las drogas durante gran parte de su carrera. La causa de su muerte no ha sido determinada aún y las autoridades esperan los resultados de las pruebas toxicológicas.

Las ventas de los discos de la cantante, del sello Universal Music, se dispararon después de la noticia de su muerte en su casa el 23 de julio. Esto impulsó a su disco "Back to Black" desde la posición 59 que ocupaba entonces, informaron desde la Compañía Oficial de Listas.

El álbum fue lanzado en el 2006, alcanzó el número uno de ventas en el Reino Unido y la cantante ganó con él cinco premios Grammy, el equivalente musical a los Oscar.

También ofreció una serie de melodías memorables, incluyendo "You Know I'm No Good", "Love Is a Losing Game" y "Rehab", que contiene el verso : "Ellos intentaron hacerme ir a rehabilitación. Yo dije 'no, no no'".

La renovada popularidad del álbum relegó a "21" de la exitosa Adele al segundo lugar.

Winehouse colocó dos discos más en la lista de los 10 más vendidos. Su álbum debut "Frank" llegó al quinto lugar, resultando ser más exitoso tras la muerte de la artista que durante su carrera, cuando sólo había alcanzado el puesto 13.

Un compilado que incluye a "Frank" y "Back to Black" alcanzó la décima posición.

La muerte de la cantante también impulsó la venta de sus singles, con cinco canciones entre las 40 más vendidos, incluyendo la canción "Back to Black" en el número ocho.

(Reporte de Olesya Dmitracova. Editado en español por Javier López de Lérida)

 
<p>Un hombre lleva en su mano una invitaci&oacute;n con un foto de la cantante brit&aacute;nica Amy Winehouse, antes de su funeral en Londres. 26 de julio de 2011. REUTERS/Luke MacGregor</p>