Rachel Weisz vuelve a meterse en política en "The Whistleblower"

miércoles 3 de agosto de 2011 12:26 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - La actriz británica Rachel Weisz ganó un Oscar por su papel en "The Constant Gardner" y ahora volvió a mostrar su faceta política en "The Whistleblower", aunque ella aclara que no sus protagónicos no tienen que ver con un interés personal.

En su nueva película, la actriz de "The Mummy" se mete en la piel de Kathy Bolkovac, quien en la vida real fue a Bosnia en una misión de paz y descubrió cómo responsables de la ONU y otros confabulaban con grupos para el tráfico humano.

Respecto a la temática, Weisz aclaró que le interesan los temas sobre derechos humanos pero que sus elecciones no tienen que ver con un compromiso personal.

"Interpretaría preferiblemente a una mujer que hace algo realmente extraordinario que a una mujer que no lo hace", señaló.

"Pero me encantan las cosas sobre la política humana (...) Me inspiran enormemente las historias como la de Kathy, no porque la quiera emular, no tengo nada que ver con ella (...) No llevo eso en mi naturaleza", añadió la actriz de 41 años.

Sobre su nueva película, la inglesa confesó que estiró su respuesta positiva para protagonizarla debido a que estaba embarazada cuando recibió la propuesta en el 2006.

"Estaba embarazada y pensé que era un trabajo de escritura increíble, un gran guión y una historia importante, pero era un poco angustioso para mí enfrentarme con él en ese momento. Pero nunca lo olvidé (...) Me embrujó", admitió la actriz en una entrevista con Reuters.

"Es uno de mis géneros cinematográficos favoritos, una especie de thriller que es una historia de David y Goliat sobre una mujer normal que hace cosas extraordinarias, como 'Silkwood' y 'Erin Brockovich'", agregó.

(Traducido por la Redacción de Madrid, editado por Damián Pérez)

 
<p>Foto de archivo de la actriz Rachel Weisz a su llegada al estreno de la cinta "The Lovely Bones" en Hollywood, dic 7 2009. La actriz brit&aacute;nica Rachel Weisz gan&oacute; un Oscar por su papel en "The Constant Gardner" y ahora volvi&oacute; a mostrar su faceta pol&iacute;tica en "The Whistleblower", aunque ella aclara que no sus protag&oacute;nicos no tienen que ver con un inter&eacute;s personal. REUTERS/Jason Redmond</p>