Epi y Blas, de "Sesame Street" no son gays

viernes 12 de agosto de 2011 10:30 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - Epi y Blas son muy amigos, pero eso no significa que los conocidos personajes de "Sesame Street" sean gays.

Y sean lo que sean, hay algo seguro, y es que no se van a casar, según los productores del veterano programa infantil de televisión.

La organización educativa detrás de la serie que lleva 40 años en antena, Sesame Workshop, descartó la idea de una boda para la televisión entre las marionetas en respuesta a una campaña en internet para que ambos se casaran como forma de derrotar la homofobia y fomentar la tolerancia con los gays.

En los últimos días, casi 9.000 personas han firmado un pedido para la boda en www.change.org y/o se han hecho amigos de la página especial de Facebook "Epi y Blas se casan", desatando un animado debate en Twitter y otros medios sociales.

Epi, fascinado por las palomas y que se preocupa fácilmente, y Blas, con su cabeza ovalada y su espíritu libre, han vivido juntos en el 123 de la calle Sésamo desde 1969. Comparten el dormitorio, pero duermen en camas separadas. Sesame Workshop destacó el jueves que ambos son marionetas y no tienen preferencias sexuales.

"Epi y Blas son mejores amigos. Fueron creados para enseñar a los preescolares que la gente puede ser buenos amigos con aquellos que son muy diferentes a ellos", agregó.

"Aunque fueron identificados como personajes masculinos y tienen muchos rasgos y características humanas, siguen siendo marionetas, y no tienen una orientación sexual," dijo Sesame Workshop en un comunicado en su página oficial en Facebook.

El pedido en change.org argumentaba que su boda ayudaría a acabar con los abusos y los suicidios entre jóvenes gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.

"No estamos pidiendo que 'Sesame Street' haga nada obsceno ni irrespetuoso al permitir la boda de Epi y Blas. Se puede hacer con gusto", dijo el pedido.

"Sesame Street" puede verse en la televisión estadounidense y de más de 140 países y ha logrado numerosos premios po r su contenido educativo para los preescolares.

(Por Jill Serjeant ; Traducido por Redacción de Madrid; Editado por Juana Casas)