Estrella hip-hop ofrece capacitación a sobrevivientes haitianos

viernes 12 de agosto de 2011 13:23 GYT
 

Por Joseph Guyler Delva

PUERTO PRINCIPE (Reuters) - James Tabuteau vive en un campamento en la capital haitiana desde que el catastrófico terremoto del año pasado destruyó su hogar, luchando por encontrar empleos no calificados para alimentar a su familia.

Pero como uno de los primeros graduados del programa de capacitación vocacional de Yele Haiti, la fundación de la estrella de hip-hop haitiano estadounidense Wyclef Jean, Tabuteau ahora es un carpintero que aspira a reconstruir su vida y su nación.

"El día de mi graduación había un ingeniero en la ceremonia que me dijo que estaba interesado en contratarme. Ahora estoy hablando con ellos y tengo confianza en que voy a conseguir el trabajo", dijo Tabuteau, de 25 años, que está recién casado y tiene un bebé.

"Ahora puedo tener un trabajo estable y, quién sabe, pronto podría tener mi propio negocio. Ese es mi sueño", agregó.

Yele Haiti se asoció con varias organizaciones para ayudar a expandir, sin cargo, la fuerza de trabajo calificada que Haití necesita para recuperarse del masivo terremoto de enero del 2010, que dejó hasta 300.000 muertos y a cientos de miles de personas sin hogar.

El 29 de julio se graduó una clase de 106 trabajadores especializados en la construcción, formada por carpinteros, albañiles y plomeros.

"Ahora, como plomero, veo mi futuro diferente", dijo Jean Luckson Louis-Jeune, un hombre de 29 años que nunca antes tuvo un trabajo.

"Terminé la secundaria, pero no tenía los medios para entrar a la universidad. Pero uno no tiene que ser ingeniero, agrónomo o médico para ser útil, el país también necesita el profesional en el que me convertí hoy", agregó.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la estrella Hip-hop Wyclef Jean durante una exposici&oacute;n en Puerto Pr&iacute;ncipe, jul 21 2011. James Tabuteau vive en un campamento en la capital haitiana desde que el catastr&oacute;fico terremoto del a&ntilde;o pasado destruy&oacute; su hogar, luchando por encontrar empleos no calificados para alimentar a su familia. REUTERS/Swoan Parker</p>