El arte moderno ruso, cada vez más joven y menos politizado

martes 20 de septiembre de 2011 12:12 GYT
 

Por Nastassia Astrasheuskaya

MOSCU (Reuters) - Prometedores artistas compiten por el máximo premio de arte contemporáneo de Rusia en el inicio de un maratón de exhibiciones en la capital rusa, sede de la cuarta Bienal de Moscú.

Un estudio lleno de libros viejos con las páginas crujiendo en una brisa artificial, un cubo de plastilina multicolor comprimido en una jaula y una esfera hecha de cientos de bolsas de plástico forman parte de las 40 obras que compiten por el prestigioso premio Kandinsky.

En homenaje al pintor abstracto Wassily Kandinsky (1866-1904), el galardón entrega premios en dinero de hasta 55.100 dólares a artistas modernos que exponen en la Casa Central de Artistas de Moscú.

"Esta exhibición limita con el arte contemporáneo de Rusia y las formas de arte de hoy", dijo Shalva Breus, que fundó el premio en el 2007.

Breus dio la bienvenida al creciente número de jóvenes participantes e ideas vanguardistas frente a un constante descenso del simbolismo soviético en el arte ruso.

"Si hace tres años la mayoría de los artistas se centraba en el simbolismo imperial, ya sea del imperio ruso o del soviético, hoy no hay eso", dijo a Reuters en la inauguración. "Hay muchas más instalaciones abstractas", agregó.

El desvanecimiento del simbolismo soviético que caracteriza al arte contemporáneo muestra que los candidatos al premio son cada año más jóvenes, incluyendo a estudiantes de arte nacidos al momento del colapso de la Unión Soviética en 1991.

La tendencia también podría estar impulsada por el mercado, con el surgimiento de jóvenes coleccionistas que demandan un arte que le hable a la era post-comunista, dijeron los participantes.   Continuación...