Disney y James Cameron harán un parque temático de Avatar

martes 20 de septiembre de 2011 17:13 GYT
 

LOS ANGELES, EEUU (Reuters) - Los aficionados al cine deseosos de volver a la exuberante luna de Pandora de la película "Avatar", de James Cameron, finalmente tendrán una ocasión de hacerlo y sin una pantalla de por medio.

A partir de 2013, Walt Disney, en asociación con el director ganador del Oscar y la unidad Fox Filmed Entertainment de News Corp, comenzará a construir una sección en su parque temático de Orlando, en Florida, que replicará el frondoso paisaje de de la película que más dinero ha recaudado en la historia del cine.

Según el acuerdo, Disney -que suele basarse en sus propias franquicias y propiedades al diseñar las atracciones- obtuvo los derechos mundiales en exclusiva para un parque temático de la franquicia Avatar. Con el tiempo, se pretende llevar las "tierras" de Avatar más allá del mundo Disney en Orlando.

"Nuestro objetivo es ir más allá de los actuales límites de la innovación técnica y el relato experimental y dar a los que van al parque la posibilidad de ver, oír y tocar el mundo de 'Avatar' con un sentido sin precedentes de la realidad", dijo Cameron en un comunicado.

"Avatar", que cuenta la lucha de la raza alienígena de los Na'vi contra unos seres humanos que quieren saquear sus recursos, recaudó casi 3.000 millones de dólares en todo el mundo y desató el renacimiento de los rodajes en 3D.

Cameron ha previsto rodar secuelas de un éxito que superó a "Titanic", también dirigida por él, como la película con mayor recaudación de la historia.

(Reporte de Lisa Richwine y Edwin Chan; Traducido por la Redacción de Madrid)

 
<p>Robert A. Iger (derecha en la imagen), presidente y director ejecutivo de The Walt Disney Co., junto al cinesta James Cameron durante el anuncio de los parques tem&aacute;ticos "Avatar", en Glendale, EEUU, sep 20 2011. Los aficionados al cine deseosos de volver a la exuberante luna de Pandora de la pel&iacute;cula "Avatar", de James Cameron, finalmente tendr&aacute;n una ocasi&oacute;n de hacerlo y sin una pantalla de por medio. REUTERS/Fred Prouser</p>