Teherán vive el rock, pero sólo en el "underground"

sábado 24 de septiembre de 2011 08:29 GYT
 

Por Mitra Amiri

TEHERAN (Reuters) - Vestido de negro de pies a cabeza -el uniforme internacional del heavy metal- Mahyar Dean luce como el arquetípico músico de rock pesado.

Pero además del amplificador Marshal obligatorio y la enorme batería, su grupo, Angband, también cuenta con un par de instrumentos de percusión de piel de cabra que han sido una parte integral de la música persa durante siglos.

En un país en el que la música occidental está prohibida, Dean forma parte de la pujante escena "underground" local, tocando rock al estilo iraní.

"Estamos tratando de no alejarnos de nuestras raíces, usando instrumentos de percusión persas", dijo Dean señalando el daf, un tradicional tambor de mano que luce como una pandereta enorme con cadenas metálicas a un lado del parche que añaden un sonido áspero.

Pero más allá de que Angband se proponga ser típicamente iraní, la banda ha tenido que ir lejos para conseguir su material sea editado. Finalmente el grupo firmó un contrato con el sello alemán Pure Steel Records.

Para ser producida dentro de Irán, la música debe ser aprobada por el Ministerio de Cultura y Orientación, que revisa las letras y la música para verificar que se atengan a los estándares morales considerados como aceptables en la república islámica.

La música clásica persa y algunas formas de música pop han prosperado dentro del sistema, pero géneros como el rock y el hip-hop se han desarrollado mayormente en el "underground".

Muchas bandas iraníes no se molestan en pedir los permisos gubernamentales obligatorios para editar su música y firmar contratos con compañías extranjeras o colocar su material en sitios bloqueados por el Estado pero todavía accesibles con un módico conocimiento técnico.   Continuación...