Arte revolucionario egipcio tienta a compradores

sábado 20 de agosto de 2011 09:22 GYT
 

Por Shaimaa Fayed

EL CAIRO (Reuters) - Un florecimiento del arte egipcio tras la caída de Hosni Mubarak está añadiendo color a El Cairo y generando un alza en la actividad de las galerías de la capital, a medida que se plasma sobre lienzo el orgullo, el enojo y el optimismo de una generación frustrada por años.

Desde el levantamiento de 18 días que derrocó al autocrático líder ha florecido la fotografía, el diseño gráfico y los graffiti motivados políticamente. Ahora, paredes, vallas, puentes y paredes aparecen decoradas con diversos diseños.

Por todo El Cairo, los rostros de los manifestantes abatidos durante el levantamiento están inmortalizados sobre concreto, se ven dibujos de puños liberándose de cadenas y antiguas momias gritan "¡Soy libre!".

Gran parte del arte callejero refleja el orgullo por el movimiento que unió a los egipcios sin importar clase y religión para poner fin a décadas de políticas perimidas y una enorme brecha entre ricos y pobres.

En la ciudad de Nasr se ve una hermosa mujer pintada en aerosol sobre una valla que rodea una parcela de tierra en desuso, con un vestido con los colores rojo, blanco y negro de la bandera egipcia. Más al oeste, en Mohandiseen, un imán y un cura aparecen tomados de la mano sobre el costado de un edificio.

En otras partes las representaciones son mneos coloridas y muestran el odio y la ira latentes por años. Una imagen sobre un edificio abandonado muestra a un hombre firmemente encadenado retorciéndose.

Otro graffiti muestra el odio hacia Mubarak y su familia. El ex líder es representado frunciendo el seño con arrogancia o con su cabeza en un lazo, En tanto, hay obras que demuestran la ansiedad del pueblo por saber si los gobernantes militares de Egipto realmente quieren entregarle el país a un Gobierno democrático civil.

Un oficial del Ejército garabateado sobre una pared de una transitada calle le pregunta a los transeúntes "man antum?" (¿quién eres?), una alusión a la despectiva pregunta que Muammar Gaddafi hacía a los rebeldes libios, implicando que el concejo militar desprecia a los egipcios de forma similar.   Continuación...