Dos años después, director Polanski recoge premio en Zúrich

martes 27 de septiembre de 2011 22:52 GYT
 

Por Silke Koltrowitz

ZURICH (Reuters) - "Más vale tarde que nunca" fue como el director Roman Polanski resumió sus sentimientos el martes cuando recibió un premio del Festival de Cine de Zúrich, dos años después de ser detenido en camino a recoger el galardón.

Polanski fue interceptado en el aeropuerto de Zúrich por la policía suiza el 26 de septiembre de 2009, detenido en prisión y luego en arresto domiciliario hasta que las autoridades locales decidieron en 2010 no extraditarlo a Estados Unidos debido a errores técnicos de la petición de ese país.

El director franco-polaco ganador del Oscar, quien vacacionó en el lujoso centro turístico suizo de Gstaad durante años antes de la detención, está requerido por Estados Unidos por la presunta violación de una menor en 1977.

"¿Qué puedo decir?", dijo Polanski, de 78 años, visiblemente emocionado, mientras recogía el premio a su trayectoria.

"Más vale tarde que nunca. Es un aniversario extraño para mi, dos años, día por día. Ciertas partes prefiero olvidarlas, pero estoy feliz de estar aquí. Es un momento muy emocionante para mi así que no esperen ningún discurso", añadió.

El director detrás de películas aclamadas como "Chinatown" y "The Pianist" agradeció a quienes lo habían apoyado durante "estos meses difíciles".

"Me gustaría, en particular, agradecer al personal de las cárceles que trató de hacer mi estancia lo más llevadera posible, incluyendo al jefe de la prisión de Zúrich", comentó.

Hubo fuertes carcajadas en el público, pero Polanski agregó: "Esto no es una broma".   Continuación...

 
<p>El cineasta Roman Polanski reacciona tras recibir un premio a su trayectoria en el Festival de Cine de Z&uacute;rich, sep 27 2011. "M&aacute;s vale tarde que nunca" fue como el director Roman Polanski resumi&oacute; sus sentimientos el martes cuando recibi&oacute; un premio del Festival de Cine de Z&uacute;rich, dos a&ntilde;os despu&eacute;s de ser detenido en camino a recoger el galard&oacute;n. REUTERS/Christian Hartmann</p>