22 de agosto de 2011 / 21:13 / hace 6 años

Bosón de Higgs puede ser un espejismo, dicen científicos

Por Robert Evans

GINEBRA (Reuters) - Los científicos que persiguen una partícula que creen puede haber jugado un papel vital en la creación del universo indicaron el lunes que estaban empezando a aceptar que podría no existir, después de todo.

Pero destacaron que si el llamado bosón de Higgs resulta ser un espejismo, el camino estaría abierto a avances en el territorio conocido como “nueva física” para tratar de responder a uno de los grandes misterios del cosmos.

El centro de investigación CERN, cuyo gigantesco Gran Colisionador de Hadrones (LHC) ha sido el foco de la búsqueda, dijo que había informado en una conferencia en Mumbai que los signos posibles del Higgs señalados el mes pasado se veían ahora como menos importantes.

Un número de científicos del centro realizó comentarios que plantearon la posibilidad de que la partícula misteriosa podría no existir.

“Cualquiera sea el veredicto final sobre el Higgs, ahora estamos viviendo en una época muy emocionante para todos los involucrados en búsqueda de la nueva física”, dijo Guido Tonelli, de uno de los dos detectores del LHC que siguen el bosón de Higgs, mientras se anunciaban las nuevas observaciones.

El comunicado del CERN dijo que nuevos resultados, que actualizaron hallazgos que causaron entusiasmo en otra reunión científica el mes pasado en Grenoble, “muestran que a la esquiva partícula Higgs, si es que existe, se le agotan los lugares donde esconderse”.

NUEVA FISICA

El director de investigación del centro, Sergio Bertolucci, dijo en la conferencia en el Instituto de Investigación Fundamental Tata, que si el Higgs no existía “su ausencia señalará el camino a la nueva física”.

Bajo lo que se conoce como el Modelo Estándar de la física, el bosón, que recibió su nombre en honor al físico británico Peter Higgs, habría sido el agente que dio masa y energía a la materia poco después del Big Bang hace 13.700 millones de años.

Como resultado, los restos de la explosión primigenia pudieron reunirse como estrellas, planetas y galaxias.

En el LHC, que comenzó a funcionar a finales de marzo de 2010, los ingenieros del CERN y los físicos han creado miles de millones de versiones en miniatura del Big Bang al colisionar partículas entre sí a apenas una fracción bajo la velocidad de la luz.

Los resultados de estas colisiones son supervisados por cientos de físicos, no sólo en el CERN, sino en laboratorios vinculados de todo el mundo que estudian los grandes volúmenes de información generados por el LHC.

Científicos de Fermilab cerca de Chicago han realizado una búsqueda paralela en su Colisionador Tevatron durante casi 30 años. El mes pasado, dijeron que esperaban establecer si el Higgs existía a finales de septiembre, cuando el Tevatron se cierre.

Para algunos científicos, el bosón de Higgs sigue siendo la explicación más simple de cómo la materia obtiene la masa. No está claro qué es lo que lo podría reemplazar como explicación. “Sabemos que falta algo, simplemente no sabemos muy bien lo que podría ser”, escribió la “blogger” del CERN, Pauline Gagnon.

“Hay muchos modelos, simplemente necesitamos un empujón en la dirección correcta”, añadió Gagnon, una física experimental.

Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below