Autopsia de Amy Winehouse no halla drogas ilegales

martes 23 de agosto de 2011 12:02 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Las pruebas toxicológicas indicaron que no había sustancias ilegales en el cuerpo de la cantante británica Amy Winehouse cuando murió el mes pasado a los 27 años, según indicó el martes su portavoz.

En un comunicado, el portavoz añadió que había alcohol presente en su sangre, pero que no se había podido determinar si había jugado un papel en su muerte.

"Los resultados toxicológicos entregados a la familia Winehouse por las autoridades han confirmado que no había sustancias ilegales en el sistema de Amy en el momento de su muerte", indicó el comunicado.

"Los resultados indican que había alcohol, pero no puede determinarse aún si jugó un papel en su muerte", añadió.

Señaló que la familia de Winehouse estaba esperando el resultado de una investigación a la muerte de la cantante de "Rehab". La investigación se abrió en julio y está previsto que se reanudada el 26 de octubre en Londres.

La premiada estrella del pop tenía un pasado de problemas con el alcohol y las drogas, y se había asumido que éstos estaban relacionados con su muerte, aunque una noticia citó a fuentes familiares diciendo que podría haberse debido a una abstinencia repentina del alcohol.

La cantante de soul, conocida por su elaborado peinado y su comportamiento errático dentro y fuera del escenario, fue hallada muerta en su casa del norte de Londres el 23 de julio.

El último concierto grabado de Winehouse fue en Serbia en junio, cuando fue abucheada por el público ante sus dificultades para cantar y mantenerse en pie. En algunas canciones, el público cantó más que la intérprete.

La actuación, compartida en la página de intercambio de videos YouTube, hizo que sus representantes cancelaran todos los conciertos previstos en la gira y dieran a la artista el tiempo que necesitara para recuperarse.

(Reporte de Mike Collet-White; Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Lucila Sigal)

 
<p>Foto de archivo de la fallecida cantante Amy Winehouse durante el Festival de Jazz de St. Lucia, mayo 8 2009. Las pruebas toxicol&oacute;gicas indicaron que no hab&iacute;a sustancias ilegales en el cuerpo de la cantante brit&aacute;nica Amy Winehouse cuando muri&oacute; el mes pasado a los 27 a&ntilde;os, seg&uacute;n indic&oacute; el martes su portavoz. REUTERS/Andrea De Silva/Files</p>