Conductores holandeses ebrios deberán bloquear el coche

miércoles 5 de octubre de 2011 13:50 GYT
 

AMSTERDAM (Reuters) - Los conductores holandeses que sean interceptados al volante con un índice de alcohol muy superior al límite legal se verán obligados a instalar en sus vehículos unos sensores de alcohol que automáticamente paran el motor si el conductor supera el límite.

Los conductores ebrios condenados en un control con niveles de alcohol en sangre superiores a 1,3 mg/dl -más de seis veces el límite permitido de 0,2 mg/dl- recibirán la orden de instalar sensores de alcohol o dispositivos de interrupción de encendido en sus coches, dijo el miércoles el Ministerio de Transporte.

Las nuevas normas entrarán en vigor el 1 de diciembre, a tiempo para las festividades de Navidad y Año Nuevo.

Con estos sensores, el conductor debe respirar primero antes de desbloquear el motor y tendrá que repetir el mismo proceso a intervalos regulares durante el trayecto.

Si el mini inhalador, que está conectado al panel de instrumentos, indica un nivel de alcohol en sangre superior al permitido, el motor no se encenderá.

Los bloqueadores se instalarán durante dos años con una posible extensión a seis años si el conductor continúa bebiendo y conduciendo. En los casos peores, la licencia del conductor será revocada y el afectado tendrá que esperar cinco años antes de pasar un nuevo examen.

Alrededor de 200 personas mueren cada año por el binomio conducción-alcohol, dijeron los medios holandeses.

Holanda, sede de la marca de cerveza mundial Heineken, es famosa por su industria cervecera y está en el puesto 14 del ranking europeo de los mayores consumidores de cerveza, por detrás de la República Checa, Alemania, Luxemburgo y Bélgica.

El consumo anual de cerveza en los Países Bajos es de más de 1.000 millones de litros.

(Reporte de Ivana Sekularac; Traducido por Iciar Reinlein en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)