Francia cuenta los días para llegada bebé de Bruni y Sarkozy

martes 11 de octubre de 2011 13:37 GYT
 

PARIS (Reuters) - La primera dama de Francia, Carla Bruni, daría a luz en los próximos días, algo que mantiene a la prensa local en vilo ante un evento que podría dar al presidente Nicolas Sarkozy un respiro frente a los incesantes golpes políticos que recibe.

El nacimiento del bebé podría ayudar a suavizar la imagen de Sarkozy frente a los electores, a menos de siete meses de una elección presidencial que podría perder frente al socialista Francois Hollande, aunque los analistas sostienen que cualquier apoyo probablemente sea breve.

Una fuente del hospital señaló a Reuters que el bebé, que los medios franceses apuestan que será un varón, nacería el 28 de octubre.

La policía ha montado un discreto cordón de seguridad alrededor de la clínica privada ubicada al oeste de París donde Bruni dará a luz y un ejército de cámaras de televisión realizan guardias las 24 horas del día.

"Carla Bruni ¡el bebé llegará pronto!", publicó esta semana un titular del sitio web www.lepost.fr, que se dedica a temas políticos y sociales y que replica las portadas de diversos semanarios.

La emoción se da parcialmente por la novedad que significa que la pareja presidencial tenga un bebé durante el período al mando, en un país en el que durante mucho tiempo la vida privada del jefe de Estado se mantuvo en secreto, especialmente en temas relacionados con niños.

Muchos en Francia catalogan de mal gusto la rapidez con la que Sarkozy comenzó su relación con la cantante y ex modelo Bruni, muy poco tiempo después del divorcio de su segunda esposa, Cecilia. Pero el presidente se ha mostrado mucho más discreto respecto al embarazo de su esposa.

A comienzos del 2011, unas fotografías de Sarkozy descansando en una playa junto a Bruni, embarazada y aún despampanante, revelaron una faceta tierna y cordial del mandatario conservador.

Su imagen será crucial mientras intenta atraer a un electorado que ha sufrido de una tormenta económica y que está decepcionado con con un líder al que muchos ven como impulsivo y estridente, pese a su importante rol en temas como la crisis en Libia.   Continuación...

 
<p>El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, junto a su esposa, Carla Bruni, en el palacio del El&iacute;seo en Par&iacute;s, sep 17 2011. La primera dama de Francia, Carla Bruni, dar&iacute;a a luz en los pr&oacute;ximos d&iacute;as, algo que mantiene a la prensa local en vilo ante un evento que podr&iacute;a dar al presidente Nicolas Sarkozy un respiro frente a los incesantes golpes pol&iacute;ticos que recibe. REUTERS/Jacques Brinon/Pool</p>