Primera dama Francia dice no permitirá fotos de su bebé

domingo 4 de septiembre de 2011 16:07 GYT
 

PARIS (Reuters) - La primera dama de Francia, Carla Bruni, dijo el domingo que mantendrá al bebé que espera del presidente Nicolas Sarkozy alejado estrictamente de la exposición pública y que no permitirá que se publique ninguna fotografía del infante.

Bruni, que prevé dar a luz en el otoño boreal, sostuvo que no sabía el sexo de su bebé, pero que su principal objetivo era protegerlo de la publicidad.

"Uno no tiene un hijo para la galería", dijo Bruni al canal de televisión TF1 en una entrevista.

"Comprendo el interés de los medios (pero) para los hijos no es posible. Yo haré lo que sea para proteger a este niño y seré absolutamente rigurosa. Nunca mostraré fotos de este niño. Nunca expondré a este niño", agregó.

Los comentarios de Bruni sugieren que Sarkozy no podrá usar las revistas de papel satinado para mostrar a su recién nacido para sacarle lustre a su imagen de hombre de familia este año, cuando anuncie su esperada candidatura a un segundo mandato en las elecciones presidenciales del próximo año.

Se espera que Sarkozy anuncie su plan de reelección a inicios de noviembre, poco después de que encabece la cumbre de jefes de Estado del G-20 en Cannes y poco tiempo antes de lo previsto para que la ex súper modelo Bruni de 43 años dé a luz.

Los bajos índices de popularidad de Sarkozy han subido un poco durante el verano luego de sus fotos relajándose en la playa con su esposa embarazada que contrastó con la cobertura del que podría haber sido su rival electoral de izquierda, Dominique Strauss-Kahn, enfrentando acusaciones de ataque sexual en Nueva York.

(Reporte de Catherine Bremer)

 
<p>La primera dama de Francia, Carla Bruni, dijo el domingo que mantendr&aacute; al beb&eacute; que espera del presidente Nicolas Sarkozy alejado estrictamente de la exposici&oacute;n p&uacute;blica y que no permitir&aacute; que se publique ninguna fotograf&iacute;a del infante. En la foto la primera dama francesa Carla Bruni-Sarkozy camina por la playa de Bregancon en Bormes, Francia, el 9 de julio del 2011. REUTERS/Jean-Paul Pelissier (FRANCIA)</p>