ANALISIS-Industria musical opta por lo gratis para tener réditos

viernes 16 de septiembre de 2011 17:39 GYT
 

Por Yinka Adegoke

NUEVA YORK (Reuters) - El futuro del negocio musical será social, gratis, y con un poco de suerte rentable.

Tras una década en la que las ventas cayeron un 50 por ciento, los sellos discográficos recortaron miles de empleos y más de 35.000 consumidores han sido demandados por descargas ilegales, la industria se está volviendo a la idea de regalar canciones como un medio para acostumbrar a que los clientes paguen.

Esta semana MOG y Rdio fueron las últimas compañías 'startups' estadounidenses de música digital en ofrecer acceso gratis online a millones de canciones en 'streaming', esperando que unas mañosas interfaces y sus vastos archivos musicales convenzan a los usuarios para pagar mensualmente.

Ambas siguen a Spotify, cuyo servicio de música en tiempo real desde hace 18 meses ha tomado a Europa por asalto. Después de numerosos retrasos, entró en el mercado estadounidense en julio.

Otros servicios digitales con acceso libre a la música aparecerán en los próximos meses. Además de Oblivion, una 'start-up' con el respaldo de News Corp, planea el servicio Boinc, que tendrá un enfoque diferente al permitir accesos libres para usuarios de música que compren dispositivos especiales.

La clave del éxito para esos servicios -y por extensión para los sellos discográficos- es la tasa de conversión a clientes de pago desde los gratuitos. Spotify ha dicho que tiene más de 10 millones de usuarios registrados, con 1 millón de clientes de pago, es decir, una tasa de conversión de un 10 por ciento.

Los servicios de música en tiempo real habitualmente cobran entre 5 y 15 dólares al mes para reproducir cualquier canción o álbum que el usuario quiera dentro de una fonoteca de canciones a través de computadoras o dispositivos móviles.

La tendencia de la suscripción gratuita viene después de que las ventas de las canciones descargadas hayan comenzado a bajar en el iTunes de Apple, de lejos el primer minorista de música.   Continuación...