16 de septiembre de 2011 / 21:43 / en 6 años

ANALISIS-Industria musical opta por lo gratis para tener réditos

Por Yinka Adegoke

NUEVA YORK (Reuters) - El futuro del negocio musical será social, gratis, y con un poco de suerte rentable.

Tras una década en la que las ventas cayeron un 50 por ciento, los sellos discográficos recortaron miles de empleos y más de 35.000 consumidores han sido demandados por descargas ilegales, la industria se está volviendo a la idea de regalar canciones como un medio para acostumbrar a que los clientes paguen.

Esta semana MOG y Rdio fueron las últimas compañías ‘startups’ estadounidenses de música digital en ofrecer acceso gratis online a millones de canciones en ‘streaming’, esperando que unas mañosas interfaces y sus vastos archivos musicales convenzan a los usuarios para pagar mensualmente.

Ambas siguen a Spotify, cuyo servicio de música en tiempo real desde hace 18 meses ha tomado a Europa por asalto. Después de numerosos retrasos, entró en el mercado estadounidense en julio.

Otros servicios digitales con acceso libre a la música aparecerán en los próximos meses. Además de Oblivion, una ‘start-up’ con el respaldo de News Corp, planea el servicio Boinc, que tendrá un enfoque diferente al permitir accesos libres para usuarios de música que compren dispositivos especiales.

La clave del éxito para esos servicios -y por extensión para los sellos discográficos- es la tasa de conversión a clientes de pago desde los gratuitos. Spotify ha dicho que tiene más de 10 millones de usuarios registrados, con 1 millón de clientes de pago, es decir, una tasa de conversión de un 10 por ciento.

Los servicios de música en tiempo real habitualmente cobran entre 5 y 15 dólares al mes para reproducir cualquier canción o álbum que el usuario quiera dentro de una fonoteca de canciones a través de computadoras o dispositivos móviles.

La tendencia de la suscripción gratuita viene después de que las ventas de las canciones descargadas hayan comenzado a bajar en el iTunes de Apple, de lejos el primer minorista de música.

MOG y Rdio anunciaron sus nuevas opciones justo antes de la conferencia de los desarrolladores de Facebook la próxima semana en San Francisco, donde fuentes han dicho que la primera red social mundial lanzará una plataforma musical.

Estas dos compañías, junto con Rhapsody y Rootmusic, se espera que formen parte del lanzamiento, que está diseñado para hacer más fácil compartir música y con suerte ganar suscriptores de pago entre los 750 millones de usuarios de Facebook.

El servicio gratuito de MOG da a los usuarios más canciones si conectan a otros usuarios, particularmente si se registran usando la plataforma de Facebook.

“Nos permite recompensar a los creadores de estilos e influencias”, dijo el presidente ejecutivo de MOG, David Hyman, un anterior ejecutivo de MTV.

Nerviosos por parecer que alientan la idea de que la música debería ser gratis, los ejecutivos musicales discuten en privado que estos servicios son más limitados de lo que parecen al principio.

“No es un cambio a gratis”, dijo un ejecutivo de un sello que pidió el anonimato porque las negociaciones de los servicios son privadas. “Estamos construyendo un largo túnel y llevando a más clientes al servicio de suscripción”, añadió.

LOS USUARIOS NO ESTAN COMPRANDO

Normalmente, la porción gratuita de estos servicios presenta publicidad, pero sus ingresos aún no cubren las tasas de licencias que cargan los principales sellos discográficos.

Pero Rdio ha tomado una senda diferente. No presentará publicidad y, al contrario que MOG, no gestionará música gratis en función del compromiso de los usuarios.

“No le pedimos a los usuarios que hagan proselitismo”, dijo el jefe de operaciones Carter Adamson. Sin embargo, añadió que los datos de compromiso de usuarios determinarán el número de canciones al que un usuario puede acceder en su plataforma gratuita.

Los fundadores de la compañía, Janus Friis y Niklas Zennstrom, inventaron el sistema para compartir archivos Kazaa y el servicio de comunicaciones Skype.

De momento, los servicios de suscripción han pasado apuros para entrar en la imaginación colectiva de los aficionados a la música. Fuentes del sector estiman que MOG y Rdio tienen menos de 100.000 suscriptores cada uno.

Rhapsody, el mayor servicio de música de Estados Unidos, ha estado en el negocio durante 10 años y sólo tiene 800.000 suscriptores, según sus últimos números publicados.

Esta semana la compañía añadió un nuevo enfoque social que hace más fácil a los clientes seguirse mutuamente y compartir música con la comunidad de Rhapsody y alrededor de la web.

La portavoz de Rhapsody Jaimee Steele dijo que la compañía consideraría un servicio con publicidad si tuviera sentido económico, pero añadió que había pocas pruebas de eso hasta la fecha.

Aunque lo gratuito atrae usuarios, puede ser caro para las empresas que recién comienzan, porque pueden acabar fácilmente con su financiación pagando a las discográficas.

“No tenemos intención de salir del negocio en seis meses”, dijo Adamson, de Rdio, acentuando que la compañía tendrá cuidado de no regalar música a “abusones en serie”.

“Como resultado, se ofrecen sitios gratis limitados para abrirles las puertas a la gente. El acento está en ‘limitados’”, dijo otro ejecutivo del sector que no podía hablar públicamente de las negociaciones privadas.

Mientras tanto, los principales sellos comienzan a compartir el riesgo de los modelos que innovan en este negocio después de años de demandas por descargas, cerrando el camino a compañías que cambiaban el terreno de juego como Napster y pidiendo grandes sumas a los empresarios que intentasen trabajar con ellos.

Los ejecutivos de las discográficas están ansiosos de que los aficionados a la música se sumen a sus servicios de suscripción, porque estos negocios aseguran unos ingresos sostenidos similares a los de la industria de la televisión por cable.

Reporte de Yinka Adegoke ; Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below