Reexaminarán la muerte de actriz Natalie Wood, 30 años después

viernes 18 de noviembre de 2011 11:48 GYT
 

Por Dan Whitcomb

LOS ÁNGELES, EEUU (Reuters) - Un grupo de detectives de homicidios reabrirá la investigación sobre la muerte de la estrella cinematográfica Natalie Wood tres décadas después de que se ahogara en la costa de California, informó la oficina del sheriff del condado de Los Ángeles.

El cuerpo de Wood, de 43 años, fue hallado flotando en una bahía de la isla Catalina en 1981, y su muerte fue calificada de ahogamiento accidental por las autoridades.

La estrella de "Rebel Without a Cause" y "West Side Story" había pasado la noche anterior a su muerte cenando y bebiendo en la isla y en un yate con su marido, la estrella de la televisión Robert Wagner, y con el también actor Christopher Walken.

Las dudas sobre las circunstancias que llevaron a la muerte de Wood han sido constantes en los últimos 30 años, y la familia ha pedido a las autoridades con anterioridad que reexamine el caso.

"Hace poco, los investigadores de homicidios fueron contactados por personas que aseguraron que tenían información adicional sobre la muerte de Natalie Wood Wagner", dijo la oficina del sheriff en un comunicado.

"Dado que hay información adicional, la oficina de homicidios del sheriff ha decidido echar un nuevo vistazo al caso", agregó el comunicado.

Un portavoz del sheriff no quiso dar detalles sobre la información adicional hasta la celebración de una rueda de prensa el viernes.

Sin embargo, el sheriff del condado de Los Ángeles, Lee Baca, dijo a Los Angeles Times que los detectives querían hablar con el capitán del yate, el Splendor, por unas declaraciones que había hecho en el 30 aniversario de la muerte de Wood.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de la actriz Natalie Wood. Un grupo de detectives de homicidios reabrir&aacute; la investigaci&oacute;n sobre la muerte de la estrella cinematogr&aacute;fica Natalie Wood tres d&eacute;cadas despu&eacute;s de que se ahogara en la costa de California, inform&oacute; la oficina del sheriff del condado de Los &Aacute;ngeles. REUTERS/Handout</p>