Derrumbe reaviva los temores por el estado de Pompeya

jueves 22 de diciembre de 2011 16:08 GYT
 

ROMA (Reuters) - Una columna de una casa romana en Pompeya se derrumbó el jueves, renovando los temores por el estado de una ciudad que quedó congelada en el tiempo cuando el monte Vesubio hizo erupción hace 2.000 años, enterrando vivos a muchos de sus habitantes pero conservando sus hogares.

El derrumbe de la "casa de los gladiadores" el año pasado provocó críticas contra el Gobierno italiano, al que se acusó de abandonar el lugar, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO y situado en el sur de Italia, cerca de Nápoles.

Ese derrumbe, junto con otros tres en 2010 y las consiguientes acusaciones de negligencia y mala gestión, contribuyeron a una moción de censura el pasado enero contra el ministro de Cultura, Sandro Bondi.

El ministro superó la moción, pero dimitió en marzo.

Las autoridades señalan que la última parte del yacimiento en venirse abajo era una de las columnas que una vez sostuvieron un entramado de madera en la casa donde vivía Loreio Tiburtino, un noble romano.

La casa, construida en el siglo II a.C., fue renovada en el 62 a.C., 17 años antes de la erupción.

"Para superar la emergencia creada por estos colapsos, necesitamos la contratación inmediata de trabajadores de mantenimiento. Ésa es la única cura posible para salvar a Pompeya", dijo a la agencia de noticias italiana Ansa el presidente de la Asociación Nacional de Arqueólogos, Tsao Cevoli.

En Pompeya vivían unas 13.000 personas en el momento en que fue enterrada bajo las cenizas, piedras y polvo en el 79 a.C., cuando sufrió la fuerza de una erupción equivalente a 40 bombas atómicas actuales.

Desde entonces se han desenterrado unos dos tercios de las 66 hectáreas de la ciudad. Pompeya atrae a unos 2,5 millones de turistas cada año, lo que la convierte en una de las atracciones turísticas más populares de Italia.

(Reporte de Philip Pullella, información adicional de Antonella Cinelli, Traducido por Cristina Fuentes-Castillana en la Redacción de Madrid)

 
<p>Imagen de archivo de los restos derrumbados de la "casa de los gladiadores" en Pompeya, Italia, nov 6 2010. Una columna de una casa romana en Pompeya se derrumb&oacute; el jueves, renovando los temores por el estado de una ciudad que qued&oacute; congelada en el tiempo cuando el monte Vesubio hizo erupci&oacute;n hace 2.000 a&ntilde;os, enterrando vivos a muchos de sus habitantes pero conservando sus hogares. REUTERS/Ciro De Luca</p>