Nueva carta muestra tribulaciones de Beethoven

martes 10 de enero de 2012 16:01 GYT
 

Por Madeline Chambers

BERLIN (Reuters) - Una rara carta manuscrita del compositor alemán Ludwig van Beethoven en la que se queja sobre su salud y la falta de dinero apareció en un instituto del norte del país como parte de un legado, causando entusiasmo entre los aficionados del genio musical.

El Instituto Brahms, ubicado en la norteña ciudad de Lübeck, dijo que la carta de seis páginas con la firma y el sello original del compositor era un intento para vender su conocida "Missa solemnis" que completó en 1823.

En la misiva, Beethoven le pide al arpista y compositor Franz Anton Stockhausen que lo ayude a encontrar compradores para la obra.

Pero lo que resalta son los detalles sobre su situación personal, como sus preocupaciones financieras, un desorden a la vista y un intento por rastrear a un dentista aficionado a la música que le había escrito, dijo Stefan Weymar, un investigador del instituto.

La carta debe ser conservada en condiciones especiales debido a su antigüedad.

Beethoven, de 53 años cuando escribió la carta, cuenta también que la educación de su sobrino era costosa y que el chico necesitaría ayuda después de su muerte.

La escritura en negro e inclinada hacia la derecha aparece desordenada y está repleta de correcciones y algunas partes tachadas.

"Beethoven no era un compositor con una letra linda. Es espontáneo y escribía cosas, las tachaba, sus pensamientos cambiaban a medida que seguía escribiendo y ésa es la impresión que da la carta", dijo Weymar a Reuters.   Continuación...

 
<p>Imagen de una rara carta manuscrita del compositor alem&aacute;n Ludwig van Beethoven fechada en 1823 en exhibici&oacute;n en el Instituto Brahms en Luebeck, Alemania, dic 30 2011. Una rara carta manuscrita del compositor alem&aacute;n Ludwig van Beethoven en la que se queja sobre su salud y la falta de dinero apareci&oacute; en un instituto del norte del pa&iacute;s como parte de un legado, causando entusiasmo entre los aficionados del genio musical. REUTERS/Mathias Broesicke/Dematon Luebeck SOLO PARA USO EDITORIAL</p>