31 de enero de 2012 / 18:23 / en 6 años

Washington y Reynolds, dos espías sin glamour en "Safe House"

<p>Imagen de archivo del actor estadounidense Denzel Washington durante una participaci&oacute;n en el programa de televisi&oacute;n "Wetten Dass" en Hanover, Alemania, nov 6 2010. Muchas cintas de espionaje presentan un mundo ideal donde los esp&iacute;as llevan una vida maravillosa y salvan al mundo de m&uacute;ltiples peligros, nada m&aacute;s alejado que lo que muestran Denzel Washington y Ryan Reynolds en su primera colaboraci&oacute;n juntos, "Safe House". REUTERS/Peter Steffen/Pool</p>

Madrid (Reuters) - Muchas cintas de espionaje presentan un mundo ideal donde los espías llevan una vida maravillosa y salvan al mundo de múltiples peligros, nada más alejado que lo que muestran Denzel Washington y Ryan Reynolds en su primera colaboración juntos, “Safe House”.

Washington interpreta a un ex agente de la CIA renegado que utiliza sus conocimientos para vender información al mejor postor, mientras que Reynolds es un joven idealista que acaba de incorporarse a la organización que debe custodiar un piso franco en Sudáfrica.

“Me interesó la película porque no parecía una versión muy glamorosa del espionaje, no es James Bond,” dijo Reynolds en una entrevista en Madrid con varios medios. “El personaje de Denzel Washington es un tipo que ve en mi personaje su pasado y yo veo en el suyo mi futuro”, explicó.

“Me gusta la hipocresía respecto a la CIA, respecto a mi personaje, que es un tipo idealista y noble pero también es un mentiroso, miente a su novia, a todos a su alrededor (...) Me gustó que no presentara una idea romántica de ese mundo”, agregó Reynolds.

No obstante, el actor canadiense cree que no podría llevar esa doble vida en la realidad, ni siquiera por una buena causa, porque, dice, es agotadora.

Washington, que aceptó el papel en homenaje al que fuera su agente durante más de 25 años ya que fue uno de los últimos proyectos que le recomendó antes de morir, reconoce que es consciente de todo el trabajo sucio que organizaciones como la CIA llevan a cabo para proteger a los demás.

“Mi interés no era hacer la película para poner al descubierto a los malos que hay en la CIA o el FBI, no soy tan ingenuo”, señaló.

“Organizaciones como éstas siempre han operado en secreto, han hecho lo necesario para protegernos. Creo que seríamos ingenuos si pensáramos que sólo son tipos buenos, honorables y honestos”, dijo Washington.

El actor, ganador de dos premios Oscar, decidió ser también productor ejecutivo del proyecto -dirigido por el cineasta sueco de origen chileno Daniel Espinosa, conocido por “Snabba Cash”- para profundizar en las motivaciones de los personajes, porque no quería sólo una película de acción.

“Mi personaje es un sociópata. Es un manipulador, un asesino. Alguien le llama traidor, pero él no dice que es un traidor. El dice que todo el mundo se equivoca menos él y hace todo lo que haga falta para ganar. Siempre quiere ganar,” indicó Washington.

El laureado actor citó varios papeles que quisiera encarnar, como Thelonious Monk, un pianista y compositor de jazz que trabajó con los mejores, Ricardo III y el Rey Lear.

En tanto, Reynolds, se centrará ahora en una película de un director novato y agradeció poder cambiar de registro con relativa facilidad.

“Lo que más me interesa son las personas que están involucradas en un proyecto, eso no quiere decir que de vez en cuando me apetezca hacer una comedia para reírte un rato”, explicó.

Reporte de Emma Pinedo, editado por Alvaro Tapia en la mesa de Santiago de Chile

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below