Los hombres de Davos, ¿eligieron el destino equivocado?

martes 31 de enero de 2012 16:11 GYT
 

Por Michael Stott

CARTAGENA, Colombia (Reuters) - Más de 2.000 de los principales líderes empresariales y políticos del mundo se reunieron la semana pasada en el centro de esquí suizo de Davos para buscar soluciones a los problemas actuales.

Pero, ¿estaban en el lugar correcto?

A medio mundo de distancia, en la ciudad colonial de Cartagena, en el Caribe colombiano, se estaba llevando a cabo una "conversación global" muy diferente entre algunos de los pensadores, escritores, poetas, científicos y filósofos más importantes del planeta, inspirada en la noción renacentista de que el intercambio de ideas entre intelectuales de diferentes disciplinas fomenta un pensamiento original.

Pariente del Hay Festival de arte y literatura fundado alrededor de una mesa de cocina en 1987 y celebrado todos los años cerca de la frontera entre Gales e Inglaterra, el festival Hay Cartagena cumplió su séptimo año y se ganó su propia identidad, atrayendo a un creciente y ecléctico grupo de intelectuales, en su mayoría de los mundos anglosajón e hispano.

La agenda global de Hay Festival -descrito alguna vez por el ex presidente estadounidense Bill Clinton como "el Woodstock de las ideas"- abarca más que la literatura y el arte e incluye temas como la libertad de expresión, el cambio climático, la resolución de conflictos y los derechos humanos.

El proyecto ha dado inicio a una expansiva red mundial de eventos, desde Bangladesh hasta México.

A primera vista, la idea de comparar dos foros tan diversos -uno, un encuentro de los ricos y poderosos; el otro, una meca para bohemios- podría parecer bizarro. Sin embargo, en Davos y Cartagena se discutieron muchos de los grandes temas globales y se apuntó a una misma audiencia de pensadores globales.

El tema de los problemas económicos en Europa se destacó en ambos eventos y resume sus contrastantes estilos.   Continuación...