La pareja es la principal fuente de felicidad en todo el mundo

martes 14 de febrero de 2012 16:37 GYT
 

Por Jonathan Allen

NUEVA YORK (Reuters) - Casi dos tercios de los casados y de la gente que tiene alguien importante en su vida dicen que su pareja es la principal fuente de felicidad en sus vidas, según un nuevo sondeo mundial difundido el día de San Valentín.

Y casi la mitad de los solteros anhelan por encima de todo encontrar a alguien con quien compartir su vida, afirmando el 45 por ciento aproximadamente que encontrar una pareja les daría el mayor regocijo.

"Lo que nos sorprende cuando contemplamos los datos es que hay una mayoría de ciudadanos en todo el mundo que miran realmente a casa para encontrar la felicidad", dijo Keren Gottfried, responsable de investigación en Ipsos Global Public Affairs, que realizó el sondeo en 24 países.

Sudáfrica informó de los niveles más altos de dicha en el hogar, y el 82 por ciento de los sudafricanos dijeron que nada les podría hacer más feliz que su pareja.

Las parejas japonesas y surcoreanas estaban en el punto más bajo de la lista. Casi la mitad dijo que dudarían a la hora de decir que su pareja era lo único bueno que había en sus vidas, aunque reconocieron que era la fuente de al menos algo de su felicidad.

Para muchas parejas, aproximadamente el 38 por ciento en todo el mundo, lo mejor de la relación era el sexo, según el sondeo. Eso era especialmente cierto en el caso de los brasileños. Casi un 60 por ciento dijo que nada les haría más felices que tener una buena vida sexual.

Pero los japoneses, surcoreanos y británicos tendían a valorar otras cualidades de la pareja. Sólo el 15 por ciento de los nipones pusieron su vida sexual por encima de todo lo demás como fuente de alegría.

Los solteros en los mismos tres países también informaron de que estaban contentos con su independencia, y sólo un tercio o menos de los solteros japoneses, surcoreanos y británicos dijo que encontrar a alguien con el que sentar la cabeza era lo más importante en su búsqueda de la felicidad.   Continuación...