15 de febrero de 2012 / 20:58 / hace 6 años

Una película describe la convulsa China de principios del XX

Por Mike Collett-White

BERLIN (Reuters) - Una película épica que recuerda la confusión y barbarie que asoló China en su paso de un gobierno imperial a uno comunista a principios del siglo XX sólo ha sido posible gracias a una gran libertad artística, dijo el miércoles su director.

Wang Quan‘an, cuya cinta de tres horas “White Deer Plain” se presentó mundialmente en el festival de cine de Berlín, dijo a los periodistas que se había tenido que someter a los censores chinos y algunos cambios habían sido inevitables.

Y aunque no estaba totalmente satisfecho con el producto final, era mejor que nada.

“Durante 20 años ha sido imposible, y quizá incluso tabú, hacer este tipo de película”, dijo Wang tras la proyección de la película, basada en una novela de Chen Zhongshi.

“Así que estamos avanzando, y nos movimos en un ambiente bastante bueno para hacer esta película. Así que es un paso adelante”, añadió, hablando mediante un intérprete.

Dicho eso, Wang, que ganó el Oso de Oro de Berlín a la mejor película en 2007 por “Tuya’s Marriage”, sigue teniendo que entregar sus películas a la censura.

“Hubo cierta intervención por parte de los censores, vamos a decir que se hicieron ‘correcciones’”, comentó, añadiendo que algunos cambios fueron “tristes” y “dolorosos”.

SEXO, BRUTALIDAD Y COMPLEJIDAD

Muchos consideraban la novela en la que se basa la película imposible de rodar por parte de un director chino por las escenas de sexo explícito, el complicado argumento y el poco favorecedor retrato que se hace de los revolucionarios, contrarrevolucionarios y soldados.

La adaptación cinematográfica incluye sexo y violaciones, aunque sin desnudos, el lenguaje es duro y la ausencia de identificación con los eventos históricos narrados demuestra un gran mérito.

Si hay algún héroe es el personaje de Bai Jiaxuan, cabeza de una importante familia en la pequeña aldea donde se sitúa la narración, y que rechaza someterse a las exigencias de los saqueadores y fanáticos revolucionarios sedientos de sangre.

“Está inmerso en la tradición y filosofía de Confucio, y cuando el templo va a ser destruido se niega a darles la llave”, dijo Zhang Fengyi, el actor que lo interpreta.

Las tradiciones centenarias están desapareciendo y los aldeanos sólo intentan sobrevivir, pero las ejecuciones, violaciones y asesinatos se convierten en la norma.

Y las dos principales familias de la aldea, los Bai y los Lu, están inextricablemente unidos y destinados a enfrentarse. La bella Tian Xiaoé visita el lugar y se enamora de Heiwa de los Bai, desencadenando una tumultuosa sucesión de huídas, traiciones y muerte en el corazón de la historia.

Wang dijo que esperaba que la película pudiera ayudar a los extranjeros a entender a los chinos, y a los chinos a entenderse a sí mismos.

“Vemos lo que sucedió a principios del siglo XX, y eso podría ayudarnos a comprender por qué somos como somos”, afirmó.

Traducido por Jaime Ortiz en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below